Consejería familiar sistémica

La iglesia, apoyo a las familias.

¿Cómo puede ayudar la iglesia a aquella familia que está pasando por un mal momento? Conflictos en la pareja, déficit en la relación padres – hijos, depresión, etc. Una de las maneras, es ofreciendo lo que se llama “consejería familiar sistémica”. Este tipo de consejería es bíblica, no es una terapia psicológica. Además, se enfoca a toda la familia no solamente a uno o dos de sus miembros, ya que se ve a la familia como un sistema. Así como el cuerpo humano es un sistema ya que está formado por un conjunto de órganos estructurados y relacionados entre sí, la familia también es un sistema compuesto por los miembros que están relacionados entre sí. En ese sentido, de la misma manera que si nos duele un órgano, todo el cuerpo es afectado, si un miembro de la familia sufre cualquier tipo de crisis, toda la familia es afectada. De modo que, se hace necesario brindar apoyo a toda la familia para obtener mejores resultados. En la Palabra de Dios, vemos este modelo. Dios está preocupado por la familia completa, no solo por uno de sus miembros. De allí que la frase “tú y tu casa” se usa en repetidas ocasiones. Por ejemplo, a Noé Dios le dice en Génesis 7:1: “Entra tú y toda tu casa en el arca; porque a ti he visto justo delante de mí en esta generación”. Del diluvio universal, fueron salvos Noé y su esposa, sus tres hijos y sus respectivas esposas. Es decir, ocho personas: Noé y su casa que es lo mismo a decir “Noé y su familia”. El mensaje que José le envió por medio de sus hermanos a su padre, cuando padecían de hambre, de acuerdo a Génesis 45:11 fue: “Y allí te alimentaré, pues aún quedan cinco años de hambre, para que no perezcas de pobreza tú y tu casa, y todo lo que tienes”. En este caso Jacob y el resto de su familia fueron librados de la época de escasez. Finalmente, la promesa que le hicieron Pablo y Silas al carcelero de Filipos fue: “Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa” (Hechos 16:31).

Por lo tanto a los líderes eclesiásticos, les doy un consejo práctico: Vean a la familia como un conjunto y ayúdenles a salir adelante ante sus crisis, sin que se vuelvan dependientes del Consejero.

La mayoría de personas casadas anhelan disfrutar de un matrimonio saludable y duradero, así como de una familia estable. Sin embargo, no saben cómo lograrlo. Es por esa razón que surgió el Ministerio “La Familia es Prioridad”, cuya misión es: Promover matrimonios estables, familias sólidas e iglesias saludables; a través de programas radiales, literatura cristiana, consejería, página web, conferencias y seminarios, de modo que se vea a la familia como prioridad.

Este es un Ministerio Cristiano no lucrativo. Sin embargo, depende de las ofrendas voluntarias de sus oyentes y los usuarios frecuentes de la página, para su funcionamiento; ya que sin las mismas no se podría producir y distribuir los programas radiales, ni darle mantenimiento a la página web.

Si usted ha sido edificado con los programas radiales, los artículos o algún otro recurso del sitio web y si Dios le ha puesto en su corazón el deseo de colaborar con un donativo único o una ofrenda mensual, comuníquese con nosotros y le indicaremos cómo hacerlo. Escríbanos a: programa@lafamiliaesprioridad.com

Su apoyo en oración es clave y su aporte económico muy valioso.

Atentamente,

Junta Directiva de La Familia es Prioridad.