Consejería post matrimonial

La iglesia, apoyo a las familias.

Los matrimonios necesitan consejería antes y después de la boda. ¿Está usted de acuerdo con esta expresión? Hay muchas parejas que buscan a sus líderes espirituales, porque tienen problemas y necesitan orientación. Por lo tanto, los Siervos de Dios deben capacitarse para brindar la consejería bíblica que los matrimonios y familias necesitan y solicitarán tarde o temprano. De hecho, lo ideal es que tengan la disposición y tomen las medidas para ofrecer dicha consejería de forma preventiva. Ciertamente una de las principales tareas de los pastores es alimentar al rebaño por medio de la exposición de la Palabra de Dios. Eso les demanda muchas horas de oración y estudio cada semana. No obstante, deben organizarse y separar un tiempo determinado dentro de sus agendas, para brindar consejería a la feligresía. Los matrimonios necesitan consejería antes y después de la boda, especialmente cuando están atravesando por épocas de crisis. Por supuesto, no todos los matrimonios solicitan asesoría. De manera que el Pastor debe estar atento a posibles señales indicadoras: ausencias en la iglesia, abandono o renuncia a privilegios, depresión, inmoralidad, etc. El principal consejo a un matrimonio, es el que encontramos en 1 Pedro 4:8 “Sobre todo, tened entre vosotros un ferviente amor, porque el amor cubre una multitud de pecados”.

De manera que si usted es líder en una iglesia local, le doy un consejo: Hay muchos asuntos administrativos y ministeriales que un Pastor puede delegar en otras personas capacitadas y de su entera confianza, pero la predicación y la consejería matrimonial o familiar, solamente podrá delegarlas ocasionalmente. Es responsabilidad del Pastor cuidar y orientar a las familias de su congregación, comenzando con la suya propia. La iglesia debe brindar apoyo moral y espiritual a las familias que la componen.

La mayoría de personas casadas anhelan disfrutar de un matrimonio saludable y duradero, así como de una familia estable. Sin embargo, no saben cómo lograrlo. Es por esa razón que surgió el Ministerio “La Familia es Prioridad”, cuya misión es: Promover matrimonios estables, familias sólidas e iglesias saludables; a través de programas radiales, literatura cristiana, consejería, página web, conferencias y seminarios, de modo que se vea a la familia como prioridad.

Este es un Ministerio Cristiano no lucrativo. Sin embargo, depende de las ofrendas voluntarias de sus oyentes y los usuarios frecuentes de la página, para su funcionamiento; ya que sin las mismas no se podría producir y distribuir los programas radiales, ni darle mantenimiento a la página web.

Si usted ha sido edificado con los programas radiales, los artículos o algún otro recurso del sitio web y si Dios le ha puesto en su corazón el deseo de colaborar con un donativo único o una ofrenda mensual, comuníquese con nosotros y le indicaremos cómo hacerlo. Escríbanos a: programa@lafamiliaesprioridad.com

Su apoyo en oración es clave y su aporte económico muy valioso.

Atentamente,

Junta Directiva de La Familia es Prioridad.