Ella toma la iniciativa

Un canto al amor conyugal

¿Quién debe tomar la iniciativa en el matrimonio en el momento de la intimidad como pareja, el esposo o la esposa? Generalmente se piensa que el hombre es quien siempre debe tomar la iniciativa. Sin embargo, las primeras palabras del libro Cantar de los cantares son expresadas por la esposa enamorada que anhela los besos de su amado. En el versículo 2 del capítulo 1, ella dice: “!Oh, si él me besara con besos de su boca! porque mejores son tus amores que el vino”. Noten que nos habla de besos boca a boca o apasionados. También afirma que el amor que le brinda su esposo es mejor que el vino o que cualquier otro placer en el mundo. Es ella la que toma la iniciativa porque ésta es una mujer que no tiene prejuicios. Es que no necesariamente el hombre debe tomar la iniciativa en los momentos románticos de la pareja, la mujer también puede y debe hacerlo. Así que casadas pónganse las pilas y en ocasiones sean atrevidas como la Sulamita. Eso no les quita la honestidad, ya que lo están haciendo con su esposo y para su esposo o dentro del marco del matrimonio. De hecho, la gran mayoría de esposos estarán agradecidos con una esposa que se ha liberado de inhibiciones, ya que eso permitirá que la intimidad no sea monótona o aburrida. Al continuar leyendo en Cantares, podemos notar que ella se sentía atraída por él. En el versículo 4 la joven esposa, estimulada por la atracción física de su amado, le pide que la lleve a su dormitorio o a sus cámaras y que lo haga pronto. ¡Correremos! le afirma.

En las relaciones sexuales de la pareja cada uno debe dar y recibir placer. En ese sentido, lo importante no es quién toma la iniciativa, sino que ambos estén dispuestos a disfrutar de la intimidad. Recordemos sin embargo, que intimidad no es solamente genitalidad, de lo contrario se convertiría simplemente en una actividad fisiológica. Intimidad es entrega total, en cuerpo y alma. Cuando siempre la misma persona toma la iniciativa, se sentirá frustrado o frustrada, ya que lo interpretará como señal de desinterés de parte de su cónyuge.

La mayoría de personas casadas anhelan disfrutar de un matrimonio saludable y duradero, así como de una familia estable. Sin embargo, no saben cómo lograrlo. Es por esa razón que surgió el Ministerio “La Familia es Prioridad”, cuya misión es: Promover matrimonios estables, familias sólidas e iglesias saludables; a través de programas radiales, literatura cristiana, consejería, página web, conferencias y seminarios, de modo que se vea a la familia como prioridad.

Este es un Ministerio Cristiano no lucrativo. Sin embargo, depende de las ofrendas voluntarias de sus oyentes y los usuarios frecuentes de la página, para su funcionamiento; ya que sin las mismas no se podría producir y distribuir los programas radiales, ni darle mantenimiento a la página web.

Si usted ha sido edificado con los programas radiales, los artículos o algún otro recurso del sitio web y si Dios le ha puesto en su corazón el deseo de colaborar con un donativo único o una ofrenda mensual, comuníquese con nosotros y le indicaremos cómo hacerlo. Escríbanos a: programa@lafamiliaesprioridad.com

Su apoyo en oración es clave y su aporte económico muy valioso.

Atentamente,

Junta Directiva de La Familia es Prioridad.