La cama sin impurezas

La vida sexual a la luz de la Biblia

¿Sabe usted a que se refiere la Biblia cuando habla de “el lecho sin mancilla”? Antes que nada, vamos al texto bíblico de Hebreos 13:4 que dice: “Honroso sea en todos el matrimonio, y el lecho sin mancilla; pero a los fornicarios y adúlteros los juzgará Dios”. Ahora sí, vamos por partes: Primero se nos dice que “todos”, deben considerar al matrimonio como algo honroso o puro. Por lo tanto, deben tener un lecho sin mancilla. La palabra lecho significa “cama” y mancilla, significa “deshonra”, deshonor, impureza o mancha. De modo que una cama conyugal, es aquella en la que tanto el esposo como la esposa disfrutan de relaciones sexuales sanas y en la que ambos son fieles el uno al otro. El versículo bíblico termina con la advertencia: “pero a los fornicarios y adúlteros los juzgará Dios”. Es decir, las relaciones sexuales antes o fuera del matrimonio son prohibidas por Dios, ya que se constituyen en una mancha y denigran al matrimonio. Eso significa que dentro del marco del matrimonio, las relaciones sexuales deben ser la norma. Dios anhela que esposo y esposa se amen y satisfagan mutuamente. Ahora bien, la pregunta que muchos creyentes se hacen es: ¿Qué prácticas permite o prohíbe la Biblia dentro de la relación sexual matrimonial? La respuesta es: La Biblia no habla directamente del tema. La palabra de Dios usa frases como “la conoció” (Mateo 1:25), para referirse a que una persona tuvo relaciones sexuales dentro del matrimonio. También usa la frase “durmió con” (2 Samuel 11:4), para referirse a dos personas que cometieron adulterio. Además, usa la frase “se llegó a” (Génesis 16:4), para referirse a la relación sexual con fines de procreación. Sin embargo, no específica cómo conoció fulano a zutana, qué hicieron o qué no hicieron. De allí que toda práctica sexual dentro del matrimonio es permitida, siempre y cuando ambos estén de acuerdo y satisfaga a los dos, sin sentirse culpables.

Si usted es casado(a), le doy un consejo práctico: Tome en cuenta que las relaciones sexuales frecuentes es lo normal dentro del matrimonio. Relaciones sexuales poco frecuentes o nulas, indican que algo anda mal en la relación.

La mayoría de personas casadas anhelan disfrutar de un matrimonio saludable y duradero, así como de una familia estable. Sin embargo, no saben cómo lograrlo. Es por esa razón que surgió el Ministerio “La Familia es Prioridad”, cuya misión es: Promover matrimonios estables, familias sólidas e iglesias saludables; a través de programas radiales, literatura cristiana, consejería, página web, conferencias y seminarios, de modo que se vea a la familia como prioridad.

Este es un Ministerio Cristiano no lucrativo. Sin embargo, depende de las ofrendas voluntarias de sus oyentes y los usuarios frecuentes de la página, para su funcionamiento; ya que sin las mismas no se podría producir y distribuir los programas radiales, ni darle mantenimiento a la página web.

Si usted ha sido edificado con los programas radiales, los artículos o algún otro recurso del sitio web y si Dios le ha puesto en su corazón el deseo de colaborar con un donativo único o una ofrenda mensual, comuníquese con nosotros y le indicaremos cómo hacerlo. Escríbanos a: programa@lafamiliaesprioridad.com

Su apoyo en oración es clave y su aporte económico muy valioso.

Atentamente,

Junta Directiva de La Familia es Prioridad.