El que tiene tienda, que la atienda

Refranes aplicados a la vida familiar

¿Es usted descuidado o descuidado en alguna área de la vida? ¡No quisiera pensar en tanta gente descuidada que hay en este mundo! pero precisamente eso es lo que haré. Sí, tristemente hay muchos padres de familia que descuidan a sus hijos. Muchos cónyuges que descuidan a sus parejas. Muchos maestros que descuidan a sus alumnos. Gran cantidad de Médicos que descuidan a sus pacientes. Muchos empresarios que descuidan sus negocios. Muchos Pastores que descuidan sus rebaños. En fin, si usted y yo tenemos una responsabilidad, debemos asumirla. “El que tiene tienda, que la atienda” dice el proverbio de dominio público. “El que tiene tienda, que la atienda, y si no que la venda” agregan algunos. Es que es una realidad, cada uno de nosotros debemos atender nuestros negocios. De la mujer virtuosa se dice lo siguiente en la Palabra de Dios: “Ve que van bien sus negocios; su lámpara no se apaga de noche. Aplica su mano al huso, y sus manos a la rueca” (Proverbios 31:18,19). Esta ejemplar ama de casa, no solo preocupaba de su vivienda, de su esposo y de sus hijos, sino también de su negocio de fabricar telas. Poniendo manos a la obra, tomaba el huso, ese instrumento de madera que le servía para enrollar. Además, usaba la rueca o el utensilio que le servía para hilar. En una palabra, atendía su tienda. Es decir, sus negocios y su familia.

Le doy un consejo práctico: Al hablar de nuestros negocios, no pienso únicamente en un comercio, empresa o negocio. Me refiero a cualquier responsabilidad. Si usted es padre de familia y tiene hijos, su deber es educarlos, estar con ellos y ser un buen ejemplo. Usted ya tiene hijos, ahora atiéndalos, ellos no pidieron venir al mundo. Si usted es Médico y lo llaman a las dos de la madrugada para atender una emergencia, es su deber hacerlo. Cualquier responsabilidad que usted haya adquirido en la vida, debe cumplirla a cabalidad, especialmente sus responsabilidades familiares.

La mayoría de personas casadas anhelan disfrutar de un matrimonio saludable y duradero, así como de una familia estable. Sin embargo, no saben cómo lograrlo. Es por esa razón que surgió el Ministerio “La Familia es Prioridad”, cuya misión es: Promover matrimonios estables, familias sólidas e iglesias saludables; a través de programas radiales, literatura cristiana, consejería, página web, conferencias y seminarios, de modo que se vea a la familia como prioridad.

Este es un Ministerio Cristiano no lucrativo. Sin embargo, depende de las ofrendas voluntarias de sus oyentes y los usuarios frecuentes de la página, para su funcionamiento; ya que sin las mismas no se podría producir y distribuir los programas radiales, ni darle mantenimiento a la página web.

Si usted ha sido edificado con los programas radiales, los artículos o algún otro recurso del sitio web y si Dios le ha puesto en su corazón el deseo de colaborar con un donativo único o una ofrenda mensual, comuníquese con nosotros y le indicaremos cómo hacerlo. Escríbanos a: programa@lafamiliaesprioridad.com

Su apoyo en oración es clave y su aporte económico muy valioso.

Atentamente,

Junta Directiva de La Familia es Prioridad.