Adicción a la pornografía

Las adicciones, destructores del hogar

¿Sabe usted cuál es una de las adicciones modernas más arraigadas en la vida de muchas personas? Si usted pensó en la pornografía, está en lo correcto, sobre todo porque ahora está al alcance de la mano a través de Internet. Toda persona que busque un tema cualquiera, una fotografía o video sobre cualquier tema, se encontrará accidental o intencionalmente con artículos pornográficos, con fotografías o videos eróticos u obscenos. De allí que aproximadamente uno de cada cuatro usuarios acceden a sitios pornográficos en la red. Usando ese medio o mirando revistas inmorales. Esto por supuesto no es nuevo, desde que nuestros primeros padres desobedecieron a Dios, es decir cuando entró el pecado al mundo, también se incorporó la obscenidad. Sin embargo, el avance de la tecnología que nos es tan útil y nos facilita la vida, también propicia la adicción a la pornografía, destruyendo muchas vidas, matrimonios y familias. Conciente de eso, el patriarca Job evitaba mirar a una mujer de manera lujuriosa, haciendo un compromiso consigo mismo y con Dios de mantenerse puro. Job 31:1 lo describe: “Hice pacto con mis ojos, de no fijar mi vista en ninguna doncella”. Job sabía hace miles de años que esta conducta es esclavizante y pecaminosa, por dicha razón optó por luchar contra esta tendencia de la carne. Cientos de años más tarde, Jesús afirmó lo que aparece registrado en Mateo 5:28: “Pero yo os digo que cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón”. De manera que la Biblia nos enseña que la incitación de las relaciones sexuales por medio de los ojos es pecaminosa.

Le doy entonces, un consejo práctico: Siendo que la pornografía es una adicción psicológica, por el bien propio y el de su familia, evite los factores de riesgo. No se quede solo o sola en casa navegando en la Internet. No pase por lugares que le pueden provocar a una conducta inmoral. Si usted sufre dicha adicción y considera que ha perdido el control y se encuentra en una etapa avanzada, busque el apoyo de su familia, sométase a un tratamiento o proceso para superar dicha adicción con un terapeuta cristiano y sobre todo, busque incansablemente de Dios.

La mayoría de personas casadas anhelan disfrutar de un matrimonio saludable y duradero, así como de una familia estable. Sin embargo, no saben cómo lograrlo. Es por esa razón que surgió el Ministerio “La Familia es Prioridad”, cuya misión es: Promover matrimonios estables, familias sólidas e iglesias saludables; a través de programas radiales, literatura cristiana, consejería, página web, conferencias y seminarios, de modo que se vea a la familia como prioridad.

Este es un Ministerio Cristiano no lucrativo. Sin embargo, depende de las ofrendas voluntarias de sus oyentes y los usuarios frecuentes de la página, para su funcionamiento; ya que sin las mismas no se podría producir y distribuir los programas radiales, ni darle mantenimiento a la página web.

Si usted ha sido edificado con los programas radiales, los artículos o algún otro recurso del sitio web y si Dios le ha puesto en su corazón el deseo de colaborar con un donativo único o una ofrenda mensual, comuníquese con nosotros y le indicaremos cómo hacerlo. Escríbanos a: programa@lafamiliaesprioridad.com

Su apoyo en oración es clave y su aporte económico muy valioso.

Atentamente,

Junta Directiva de La Familia es Prioridad.