La viudez

Etapas naturales de la vida familiar

¿Sabía usted que hay más viudas que viudos en el mundo? Esto se debe a que por lo general, las mujeres viven más años que los hombres o tienen una esperanza de vida más alta. Una de las etapas más espinosas de la vida familiar, es la viudez. La misma puede llegar en cualquier momento, ya que la muerte no mira edades, pero por lo general aparece después de haber compartido toda una vida junto a la pareja. Enviudar luego de muchos años de matrimonio, suele ser demoledor. Al parecer, las mujeres superan mejor que los hombres esa dura experiencia. Los quehaceres del hogar, el apoyo de familiares y amistades, la atención a los nietos y otras ocupaciones, les permiten sobrellevar mejor el proceso de duelo. Los hombres en cambio, son muy dependientes de su esposa, una vez retirados de la vida laboral. Por lo tanto, la soledad los sumerge en una intensa depresión. Por esa razón es muy importante brindarle apoyo moral a una persona viuda, sobre todo en los primeros seis meses y en cada aniversario significativo. Tanto el pueblo hebreo como la iglesia cristiana se han caracterizado por atender a las viudas, ya que antiguamente se daba el patriarcado, por lo que éstas quedaban indefensas. Por eso Santiago 1:27 dice que: “La religión pura y sin mácula delante de Dios el Padre es esta: Visitar a los huérfanos y a las viudas en sus tribulaciones, y guardarse sin mancha del mundo”. Esto debido a que los huérfanos y las viudas poseían muy pocos recursos económicos. Por dicha razón, el apóstol Pablo aconseja en 1 Timoteo 5:14 que las viudas jóvenes se casen y críen hijos.

Si usted todavía no es viudo o viuda, le doy un consejo práctico: Prepárese con ahorros y un buen seguro de vida. No deje a su familia a la deriva. En la mayoría de países, ni el estado ni las iglesias tienen programas de apoyo a las y los viudos. Si es viudo o viuda, haga su mejor esfuerzo por salir adelante y use su experiencia para aconsejar a parejas jóvenes. Su sabiduría y su vivencia, puede ser de gran ayuda a otros. No piense solo en recibir, busque la forma de aportar a otras familias.

La mayoría de personas casadas anhelan disfrutar de un matrimonio saludable y duradero, así como de una familia estable. Sin embargo, no saben cómo lograrlo. Es por esa razón que surgió el Ministerio “La Familia es Prioridad”, cuya misión es: Promover matrimonios estables, familias sólidas e iglesias saludables; a través de programas radiales, literatura cristiana, consejería, página web, conferencias y seminarios, de modo que se vea a la familia como prioridad.

Este es un Ministerio Cristiano no lucrativo. Sin embargo, depende de las ofrendas voluntarias de sus oyentes y los usuarios frecuentes de la página, para su funcionamiento; ya que sin las mismas no se podría producir y distribuir los programas radiales, ni darle mantenimiento a la página web.

Si usted ha sido edificado con los programas radiales, los artículos o algún otro recurso del sitio web y si Dios le ha puesto en su corazón el deseo de colaborar con un donativo único o una ofrenda mensual, comuníquese con nosotros y le indicaremos cómo hacerlo. Escríbanos a: programa@lafamiliaesprioridad.com

Su apoyo en oración es clave y su aporte económico muy valioso.

Atentamente,

Junta Directiva de La Familia es Prioridad.