El error de no ponerse de acuerdo en el manejo de las finanzas

Errores que debemos evitar en el matrimonio

¿De qué manera manejan las finanzas en su hogar? En Guatemala (mi país), existen tres regímenes económicos para los matrimonios, los cuáles optan por uno de ellos al celebrar la boda civil. El primero es: Separación Absoluta de Bienes, el cuál indica que cada cónyuge conserva la propiedad de los bienes que le pertenecían antes de casarse. Así también de los salarios y ganancias que obtuvieren, una vez casados. Yo lo describo de esta manera: LO QUE ERA MÍO ES MÍO, LO QUE ERA TUYO ES TUYO, LO QUE HAGA CADA UNO ES DE CADA CUAL. Luego, tenemos el régimen de Comunidad Absoluta de Bienes, expresa que todos lo bienes llevados al matrimonio por los contrayentes o adquiridos durante el mismo, pertenecen al patrimonio conyugal y se dividirán por mitad en el caso de disolverse el mismo. En una palabra: LO QUE ERA MÍO ES TUYO, LO QUE ERA TUYO ES MÍO, LO QUE HAGAMOS JUNTOS ES NUESTRO. Finalmente, existe el régimen de Comunidad de Gananciales. En este caso, el marido y la mujer conservan la propiedad de los bienes que tenían antes de casarse y comparten como un patrimonio conyugal lo que hagan durante el matrimonio. Dicho de otra manera: LO QUE ERA MÍO ES MÍO, LO QUE ERA TUYO ES TUYO, LO QUE HAGAMOS JUNTOS ES NUESTRO.

Le doy un consejo práctico: Ante la acusación de los fariseos que Jesús echaba fuera demonios por medio del poder satánico, el Señor usa una parábola diciéndoles lo que está registrado en Marcos 3:25: “Y si una casa está dividida contra sí misma, tal casa no puede permanecer”. En una palabra: Si Jesús a quien anteriormente habían acusado de endemoniado, hubiera echado demonios por medio del poder satánico; eso sería algo ilógico, ya que equivaldría a pelear contra su propio reino. Un reino no puede tener éxito si está dividido. De la misma manera, una casa o familia dividida no puede tener éxito. En ese sentido, muchas parejas están divididas o viven en desacuerdos en cuanto al tema del manejo del dinero en el hogar. Pónganse de acuerdo en este aspecto, porque después de Dios, la familia es prioridad.

La mayoría de personas casadas anhelan disfrutar de un matrimonio saludable y duradero, así como de una familia estable. Sin embargo, no saben cómo lograrlo. Es por esa razón que surgió el Ministerio “La Familia es Prioridad”, cuya misión es: Promover matrimonios estables, familias sólidas e iglesias saludables; a través de programas radiales, literatura cristiana, consejería, página web, conferencias y seminarios, de modo que se vea a la familia como prioridad.

Este es un Ministerio Cristiano no lucrativo. Sin embargo, depende de las ofrendas voluntarias de sus oyentes y los usuarios frecuentes de la página, para su funcionamiento; ya que sin las mismas no se podría producir y distribuir los programas radiales, ni darle mantenimiento a la página web.

Si usted ha sido edificado con los programas radiales, los artículos o algún otro recurso del sitio web y si Dios le ha puesto en su corazón el deseo de colaborar con un donativo único o una ofrenda mensual, comuníquese con nosotros y le indicaremos cómo hacerlo. Escríbanos a: programa@lafamiliaesprioridad.com

Su apoyo en oración es clave y su aporte económico muy valioso.

Atentamente,

Junta Directiva de La Familia es Prioridad.