Padres, corrijan sabiamente a sus hijos

Proverbios antiguos para familias modernas

Si la armonía familiar se pudiera comprar en una tienda, ¿Cuánto pagaría usted por adquirirla? Estoy seguro que daríamos mucho dinero, y si no lo tenemos, lo conseguiríamos; porque no hay nada más valioso que la paz en el hogar y la armonía familiar. Pero lamentablemente, no se puede comprar en un almacén, hay que cultivarla en el diario vivir. Una de las maneras de conseguirla, es corrigiendo sabiamente a nuestros hijos. Proverbios 13:24 lo explica así: “El que detiene el castigo, a su hijo aborrece; mas el que lo ama, desde temprano lo corrige”. Obviamente, corregir a nuestros hijos desde temprano, no significa que a las 5 de la mañana les estamos castigando. Más bien, implica el instruirlos por el camino correcto desde su más tierna infancia. Todo padre y toda madre que aman a sus hijos, lo demuestran corrigiendo sus malas conductas o tendencias negativas. Para lograrlo no es necesario convertir el hogar en un cuadrilátero, donde padres e hijos o hermanos, están peleando y midiendo sus fuerzas. Simplemente se necesita establecer límites, definiendo normas o reglas que deben respetarse, con el propósito de que todos los miembros de la familia apliquen los patrones de conducta apropiados; para que como familia puedan cohabitar en armonía. Educar a los hijos es un proceso que nos lleva toda una vida y la disciplina es necesaria. Por lo tanto, los padres responsables corrigen sabiamente a sus hijos.

Le transmito un consejo práctico: La mejor manera de corregir a los hijos, es dándoles el ejemplo de una vida recta. Los hijos no obedecen a los padres que imponen reglas que ellos mismos no cumplen. No sean padres con muchas normas pero con poco amor. Tampoco sean padres con mucho amor pero con pocas normas. Sean padres con muchas normas y con mucho amor. Sean padres amorosos, padres consejeros, padres amigables; pero a la vez, padres firmes que respetan y se hacen respetar.

La mayoría de personas casadas anhelan disfrutar de un matrimonio saludable y duradero, así como de una familia estable. Sin embargo, no saben cómo lograrlo. Es por esa razón que surgió el Ministerio “La Familia es Prioridad”, cuya misión es: Promover matrimonios estables, familias sólidas e iglesias saludables; a través de programas radiales, literatura cristiana, consejería, página web, conferencias y seminarios, de modo que se vea a la familia como prioridad.

Este es un Ministerio Cristiano no lucrativo. Sin embargo, depende de las ofrendas voluntarias de sus oyentes y los usuarios frecuentes de la página, para su funcionamiento; ya que sin las mismas no se podría producir y distribuir los programas radiales, ni darle mantenimiento a la página web.

Si usted ha sido edificado con los programas radiales, los artículos o algún otro recurso del sitio web y si Dios le ha puesto en su corazón el deseo de colaborar con un donativo único o una ofrenda mensual, comuníquese con nosotros y le indicaremos cómo hacerlo. Escríbanos a: programa@lafamiliaesprioridad.com

Su apoyo en oración es clave y su aporte económico muy valioso.

Atentamente,

Junta Directiva de La Familia es Prioridad.