La familia que invierte inteligentemente

La familia que administra bien sus finanzas

¿Ha podido usted ahorrar lo suficiente como para invertir en una propiedad o un negocio? Obviamente, si no tenemos ahorros no podemos invertir. Las inversiones sirven para llevar los ahorros o un porcentaje de los mismos, a un nivel más avanzado. Generalmente, las familias que han cultivado el hábito de ahorrar, invierten su dinero con la expectativa de incrementar su valor, así como para vivir más cómodamente. Por ejemplo: La mayoría de personas sueñan con invertir en una casa propia. Aún la Biblia nos habla de casas amplias de varios niveles o pisos. Hechos 20:7-9 nos describe que fue en una casa de tres pisos en Troas donde se encontraban reunidos los creyentes, cuando Pablo predicó hasta la media noche. La Biblia nos menciona además a personas como: Priscila y Aquila, Ninfas y Filemón, quienes eran cristianos y tenían casa propia, además usaban su casa para reunirse con un grupo de hermanos. El poseer una casa propia continúa siendo uno de los principales objetivos de muchas familias, debido a las ventajas que trae. La adquisición de una propiedad brinda cierta seguridad, confianza y es un símbolo de superación personal y financiera. Una casa es entonces una inversión valiosa que brinda seguridad y comodidad a una persona, matrimonio o familia.

De modo que, le doy un consejo práctico: Hoy en día hay muchas facilidades para comprar casa, solamente tome en cuenta que si la compra financiada, debe tener disponibilidad de pago dentro de su presupuesto mensual. Por supuesto, no existe una inversión perfecta, pues todas las inversiones tienen un precio que pagar, además del económico. Por ejemplo: Si compra o construye una casa para darla en alquiler, tome en cuenta que hay que darle mantenimiento, hay que lidiar con inquilinos difíciles, etc.. Es decir, hay presión emocional. Por esa razón, que antes de invertir debe analizar los costos y debe orar. Pero invierta en el bienestar de su familia, porque después de Dios, su familia es prioridad.

La mayoría de personas casadas anhelan disfrutar de un matrimonio saludable y duradero, así como de una familia estable. Sin embargo, no saben cómo lograrlo. Es por esa razón que surgió el Ministerio “La Familia es Prioridad”, cuya misión es: Promover matrimonios estables, familias sólidas e iglesias saludables; a través de programas radiales, literatura cristiana, consejería, página web, conferencias y seminarios, de modo que se vea a la familia como prioridad.

Este es un Ministerio Cristiano no lucrativo. Sin embargo, depende de las ofrendas voluntarias de sus oyentes y los usuarios frecuentes de la página, para su funcionamiento; ya que sin las mismas no se podría producir y distribuir los programas radiales, ni darle mantenimiento a la página web.

Si usted ha sido edificado con los programas radiales, los artículos o algún otro recurso del sitio web y si Dios le ha puesto en su corazón el deseo de colaborar con un donativo único o una ofrenda mensual, comuníquese con nosotros y le indicaremos cómo hacerlo. Escríbanos a: programa@lafamiliaesprioridad.com

Su apoyo en oración es clave y su aporte económico muy valioso.

Atentamente,

Junta Directiva de La Familia es Prioridad.