La familia que presupuesta periódicamente

La familia que administra bien sus finanzas

¿Discute usted y tiene problemas periódicos con su cónyuge o sus padres por causa del dinero? ¿Se le termina el dinero antes de recibir el próximo cheque de pago? ¿Entretiene a los acreedores, pagándoles a unos y escondiéndose de otros, porque recibe avisos por atraso en sus pagos o reclamos de personas a quiénes les debe? Si su respuesta es sí a cualquiera de estas preguntas, significa que usted está afrontando problemas económicos personales y familiares por entre otras cosas, falta de un presupuesto semanal, quincenal o mensual. Es decir, de acuerdo con qué periodicidad le pagan. En San Lucas 14:28-30 el Señor Jesús nos pregunta: “Porque ¿quién de vosotros, queriendo edificar una torre, no se sienta primero y calcula los gastos, a ver si tiene lo que necesita para acabarla? No sea que después que haya puesto el cimiento, y no pueda acabarla, todos los que lo vean comiencen a hacer burla de él, diciendo: Este hombre comenzó a edificar, y no pudo acabar”. En Latinoamérica somos testigos de construcciones de casas y edificios a medio comenzar, porque los inversionistas no supieron calcular los gastos. precisamente para calcular los gastos y los ingresos. Jesús habla en este pasaje de la importancia de “sentarse y calcular los gastos”. Siendo que todos los días generamos dinero, pero también todos los días gastamos dinero, debemos ser sabios en la forma de administrarlo. De lo contrario nos veremos con la penosa dificultad, de que mes a mes nos hará falta dinero para cubrir nuestros gastos familiares. Por eso se hace necesario elaborar un presupuesto,

Por ese motivo, le doy un consejo práctico: Invierta una hora de su valioso tiempo, para sentarse con su cónyuge cada semana y definir conjuntamente el manejo de sus ingresos y los gastos de su familia. Traten de sacarle el máximo provecho al fruto de su trabajo. En el caso de que sus egresos sean mayores que sus ingresos, busquen la manera de obtener más ingresos o de recortar sus gastos, pero nunca gasten más de lo que ganan. Den ese paso, porque después de Dios, su familia es prioridad.

La mayoría de personas casadas anhelan disfrutar de un matrimonio saludable y duradero, así como de una familia estable. Sin embargo, no saben cómo lograrlo. Es por esa razón que surgió el Ministerio “La Familia es Prioridad”, cuya misión es: Promover matrimonios estables, familias sólidas e iglesias saludables; a través de programas radiales, literatura cristiana, consejería, página web, conferencias y seminarios, de modo que se vea a la familia como prioridad.

Este es un Ministerio Cristiano no lucrativo. Sin embargo, depende de las ofrendas voluntarias de sus oyentes y los usuarios frecuentes de la página, para su funcionamiento; ya que sin las mismas no se podría producir y distribuir los programas radiales, ni darle mantenimiento a la página web.

Si usted ha sido edificado con los programas radiales, los artículos o algún otro recurso del sitio web y si Dios le ha puesto en su corazón el deseo de colaborar con un donativo único o una ofrenda mensual, comuníquese con nosotros y le indicaremos cómo hacerlo. Escríbanos a: programa@lafamiliaesprioridad.com

Su apoyo en oración es clave y su aporte económico muy valioso.

Atentamente,

Junta Directiva de La Familia es Prioridad.