Ellos son más racionales

Ellas y ellos, contrarios pero complementarios

¿Se ha dado cuenta usted que ante un mismo problema en una pareja, ella reacciona llorando y él reflexionando? Eso se debe a que el hombre es más racional y la mujer, más sentimental. Es decir, el hombre analiza la situación en conjunto o en líneas generales. Mira las cosas a larga distancia y no se fija en los detalles. La mujer en cambio, observa cuidadosamente los detalles y pone su corazón en las circunstancias o acontecimientos. De allí que ella llora porque se les fundió el motor del vehículo pues piensa que lo va a perder y ya le había tomado cariño a ese auto, mientras él piensa cómo solucionar el problema. Eso no significa que la mujer no piense o sea racional, ni que el hombre no aprenda a expresar sus sentimientos; simplemente que reaccionamos de distinta forma debido al diseño que hemos recibido de Dios. Génesis 24:63 es un interesante versículo en este sentido: “Y había salido Isaac a meditar al campo, a la hora de la tarde; y alzando sus ojos miró, y he aquí los camellos que venían”. Isaac conoció a Rebeca, un día en que salió al campo a meditar y la vio venir de lejos. Esta imagen no nos sorprende. Algunos hombres dicen: “Ya vuelvo, voy a ir a meditar” y se van a caminar y a reflexionar. Ahora bien, la complicación entre el hombre racional y la mujer sentimental se da en la comunicación. ¿Cómo alcanzar una comunicación eficiente cuándo son diferentes? Ella llora y él no la entiende, él se queda inmóvil como si nada ha pasado y ella no lo entiende.

Les doy un consejo práctico a las mujeres: Recuerden que la afectividad y la razón no se oponen entre sí. Ustedes necesitan la seguridad y la creatividad que los hombres les pueden brindar y ellos necesitan la ternura y la comprensión de la mujer. Siendo que los hombres tienden a racionalizar, traten de persuadirlos tanto con la razón como con el corazón. Vean el panorama completo de la situación y los entenderán mejor.

La mayoría de personas casadas anhelan disfrutar de un matrimonio saludable y duradero, así como de una familia estable. Sin embargo, no saben cómo lograrlo. Es por esa razón que surgió el Ministerio “La Familia es Prioridad”, cuya misión es: Promover matrimonios estables, familias sólidas e iglesias saludables; a través de programas radiales, literatura cristiana, consejería, página web, conferencias y seminarios, de modo que se vea a la familia como prioridad.

Este es un Ministerio Cristiano no lucrativo. Sin embargo, depende de las ofrendas voluntarias de sus oyentes y los usuarios frecuentes de la página, para su funcionamiento; ya que sin las mismas no se podría producir y distribuir los programas radiales, ni darle mantenimiento a la página web.

Si usted ha sido edificado con los programas radiales, los artículos o algún otro recurso del sitio web y si Dios le ha puesto en su corazón el deseo de colaborar con un donativo único o una ofrenda mensual, comuníquese con nosotros y le indicaremos cómo hacerlo. Escríbanos a: programa@lafamiliaesprioridad.com

Su apoyo en oración es clave y su aporte económico muy valioso.

Atentamente,

Junta Directiva de La Familia es Prioridad.