Ellas son más sentimentales

Ellas y ellos, contrarios pero complementarios

¿Alguna vez ha visto a una mujer llorar? ¿Alguna vez ha visto a un hombre llorar? Indudablemente vemos llorar con más frecuencia a una mujer que a un hombre, porque ellas son más sentimentales; no porque así lo hayan elegido, sino porque es parte de su naturaleza. En Jueces 14:17, la Biblia nos da un interesante ejemplo de esto, al narrar: “Y ella lloró en presencia de él los siete días que ellos tuvieron banquete; mas al séptimo día él se lo declaró, porque le presionaba; y ella lo declaró a los hijos de su pueblo”. Este pasaje nos habla de las fantásticas demostraciones de fuerza física ofrecidas por Sansón, las cuales  comenzaron en la época de su matrimonio con una mujer filistea. Para sacarle a Sansón la respuesta al enigma utiliza dos artimañas: llora y le acusa de no amarla. ¡Cuántas mujeres y hombres han manipulado al cónyuge o novio con estos mismos medios! A la mujer filistea le tomó siete días hacer hablar a Sansón y a éste, le tomó siete días dejarse convencer y ser sensible ante las lágrimas de cocodrilo de aquella mujer, porque los hombres son más racionales. Está comprobado que las mujeres son más sentimentales y más vulnerables, porque hablan más y comparten más sus sentimientos con otras personas y que los hombres son más reservados, más introvertidos, comparten menos sus sentimientos y hablan menos. Ellas convencen con las lágrimas, ellos convencen con la razón. Lo cierto es que somos complementarios.

Tomando esto en cuenta, le doy un consejo práctico apreciado varón: No permita que las diferencias le separen de su esposa, sino que lo unan más a ella. Recuerde que los hombres racionales buscamos los sentimientos de la mujer, y las mujeres sentimentales buscan la racionalidad del hombre. De allí que el niño racional esté más apegado a la mamá sentimental y la niña sentimental más apegada al papá racional. Tanto el hombre como la mujer buscan lo que les hace falta en el otro y se realizan cuando lo encuentran.

La mayoría de personas casadas anhelan disfrutar de un matrimonio saludable y duradero, así como de una familia estable. Sin embargo, no saben cómo lograrlo. Es por esa razón que surgió el Ministerio “La Familia es Prioridad”, cuya misión es: Promover matrimonios estables, familias sólidas e iglesias saludables; a través de programas radiales, literatura cristiana, consejería, página web, conferencias y seminarios, de modo que se vea a la familia como prioridad.

Este es un Ministerio Cristiano no lucrativo. Sin embargo, depende de las ofrendas voluntarias de sus oyentes y los usuarios frecuentes de la página, para su funcionamiento; ya que sin las mismas no se podría producir y distribuir los programas radiales, ni darle mantenimiento a la página web.

Si usted ha sido edificado con los programas radiales, los artículos o algún otro recurso del sitio web y si Dios le ha puesto en su corazón el deseo de colaborar con un donativo único o una ofrenda mensual, comuníquese con nosotros y le indicaremos cómo hacerlo. Escríbanos a: programa@lafamiliaesprioridad.com

Su apoyo en oración es clave y su aporte económico muy valioso.

Atentamente,

Junta Directiva de La Familia es Prioridad.