Las visitas familiares

Cómo tener buena convivencia familiar

¿Suele usted visitar a sus hermanos y hermanas, a sus padres si es casado o casada, a sus abuelos, a sus suegros y otros familiares cercanos? Las visitas entre las distintas familias nucleares que componen una familia extendida, son de suma importancia para una buena convivencia familiar. Cuando dos personas se casan, automáticamente se unen dos familias. Los hijos casados añaden a nuestro círculo familiar a su cónyuge y sus hijos, pero también a sus suegros y sus cuñados o lo que comúnmente se llama “agregados”. La relación entre ambas familias debe ser cordial y saludable, ya que una mala o enfermiza relación con ellos afecta nuestra propia relación con los hijos casados. Una manera de fomentar las buenas relaciones es por medio de las vistas familiares en los respectivos hogares o las reuniones familiares en restaurantes o lugares públicos, para interactuar y conocerse mejor. En 1 Samuel 20:27-29 leemos: “Al siguiente día, el segundo día de la nueva luna, aconteció también que el asiento de David quedó vacío. Y Saúl dijo a Jonatán su hijo: ¿Por qué no ha venido a comer el hijo de Isaí hoy ni ayer? Y Jonatán respondió a Saúl: David me pidió encarecidamente que le dejase ir a Belén, diciendo: Te ruego que me dejes ir, porque nuestra familia celebra sacrificio en la ciudad, y mi hermano me lo ha mandado; por lo tanto, si he hallado gracia en tus ojos, permíteme ir ahora para visitar a mis hermanos. Por esto, pues, no ha venido a la mesa del rey”. Sabemos que Jonatán protegió a su buen amigo David una y otra vez para que Saúl no le hiciera daño. Cuando el rey Saúl le pregunta a Jonatán por David, éste le explica que le había pedido permiso para realizar una breve visita a sus familiares en Belén. Precisamente eso es lo que nosotros debemos hacer, por lo menos una breve visita periódica.

Así que, le doy un consejo puntual: Frecuente o visite a sus familiares sanguíneos y políticos periódicamente, con la mejor actitud y la mejor intención, para de ese modo disfrutar de una sana convivencia familiar, ya que después de Dios la familia es prioridad. Visite nuestra página www.lafamiliaesprioridad.com

La mayoría de personas casadas anhelan disfrutar de un matrimonio saludable y duradero, así como de una familia estable. Sin embargo, no saben cómo lograrlo. Es por esa razón que surgió el Ministerio “La Familia es Prioridad”, cuya misión es: Promover matrimonios estables, familias sólidas e iglesias saludables; a través de programas radiales, literatura cristiana, consejería, página web, conferencias y seminarios, de modo que se vea a la familia como prioridad.

Este es un Ministerio Cristiano no lucrativo. Sin embargo, depende de las ofrendas voluntarias de sus oyentes y los usuarios frecuentes de la página, para su funcionamiento; ya que sin las mismas no se podría producir y distribuir los programas radiales, ni darle mantenimiento a la página web.

Si usted ha sido edificado con los programas radiales, los artículos o algún otro recurso del sitio web y si Dios le ha puesto en su corazón el deseo de colaborar con un donativo único o una ofrenda mensual, comuníquese con nosotros y le indicaremos cómo hacerlo. Escríbanos a: programa@lafamiliaesprioridad.com

Su apoyo en oración es clave y su aporte económico muy valioso.

Atentamente,

Junta Directiva de La Familia es Prioridad.