El comedor de la responsabilidad paternal

Construyendo un hogar estable

¿Cuál es una de las áreas que más usan en su casa? Sin duda, una de las partes más utilizadas en una vivienda, es el comedor. Continuamos hoy con nuestra serie “Construyendo un hogar estable”. Recordemos que hemos tomado la figura de construir una casa, pensando a la vez en los elementos que se necesitan para construir, edificar, fabricar o levantar un hogar feliz, sólido, estable y seguro. De la misma manera que para construir una casa se necesita poner un buen cimiento, levantar paredes, colocar puertas, trabajar los acabados, poner un techo, etc. Así también para construir un hogar feliz, se necesita tener una sólida fe en Dios, basar la relación en el amor y el respeto, ser fieles al cónyuge, etc., elementos que estamos analizando en cada uno de estos temas. Cuando hablamos de responsabilidad paternal no nos referimos al número de hijos que debemos tener, pues se ha entendido que responsabilidad paternal es tener pocos hijos para darles mucho, porque si tenemos muchos hijos les vamos a dar poco. Más bien, cuando pensamos en responsabilidad paternal, nos referimos a la responsabilidad en términos generales que implica el ser padres. Por eso pensamos en “el comedor de la responsabilidad paternal”, porque parte de nuestra responsabilidad es poner pan o comida sobre la mesa del comedor. Independientemente si somos padres o madres que vivimos con nuestra pareja o si somos padres o madres que estamos criando solos a nuestros hijos, debemos como quiera que sea ser padres responsables. El apóstol Pablo dice en 1 Timoteo 5:8 “Porque si alguno no provee para los suyos, y mayormente para los de su casa, ha negado la fe, y es peor que un incrédulo”.

Le doy entonces un consejo práctico: Tome en cuenta que la responsabilidad paternal se manifiesta cuando somos proveedores integrales de nuestros hijos. Es decir, cuando les brindamos la provisión que ellos necesitan en las diferentes áreas de la vida. Dicho de otro modo, nuestra responsabilidad no consiste solamente en llevar a casa provisión económica, sino que también debe haber provisión espiritual, emocional y física, porque después de Dios, su familia es prioridad.

La mayoría de personas casadas anhelan disfrutar de un matrimonio saludable y duradero, así como de una familia estable. Sin embargo, no saben cómo lograrlo. Es por esa razón que surgió el Ministerio “La Familia es Prioridad”, cuya misión es: Promover matrimonios estables, familias sólidas e iglesias saludables; a través de programas radiales, literatura cristiana, consejería, página web, conferencias y seminarios, de modo que se vea a la familia como prioridad.

Este es un Ministerio Cristiano no lucrativo. Sin embargo, depende de las ofrendas voluntarias de sus oyentes y los usuarios frecuentes de la página, para su funcionamiento; ya que sin las mismas no se podría producir y distribuir los programas radiales, ni darle mantenimiento a la página web.

Si usted ha sido edificado con los programas radiales, los artículos o algún otro recurso del sitio web y si Dios le ha puesto en su corazón el deseo de colaborar con un donativo único o una ofrenda mensual, comuníquese con nosotros y le indicaremos cómo hacerlo. Escríbanos a: programa@lafamiliaesprioridad.com

Su apoyo en oración es clave y su aporte económico muy valioso.

Atentamente,

Junta Directiva de La Familia es Prioridad.