Control versus libertad

Relación padres - hijos adolescentes

¿Conoce usted el concepto de “el punto de equilibrio”? Equilibrio es la armonía entre dos fuerzas opuestas de la misma intensidad. Por otro lado, punto de equilibrio es un término que se usa en el mundo de las finanzas. Indica que un comercio, empresa o familia, no gana dinero, pero tampoco pierde. Es decir, que los ingresos cubren los costos. En una palabra, el punto de equilibrio produce igualdad. En ese sentido, creo que en las familias también deben buscar el punto de equilibrio, especialmente en la relación padres-hijos adolescentes. Digo esto, porque se trata de dos fuerzas opuestas que generalmente están luchando: Los padres quieren controlarlos y los hijos adolescentes quieren tener todas las libertades. Control versus libertad, es la lucha de todos los días. Los padres quieren decidir por los hijos, argumentan que tienen más experiencia y que saben más que los púberes, son severos y a la vez sobreprotectores, quieren estar al tanto de cada aspecto de la vida de sus hijos adolescentes. Sin embargo, están asfixiando el desarrollo de la personalidad de sus hijos, pues no les permiten asumir sus responsabilidades y están criando hijos dependientes de los padres.  En el otro polo, están los adolescentes que quieren todas las libertades, todos los permisos, quieren entrar y salir de casa a la hora que decidan, no quieren colaborar en el hogar, piensan que los valores y la moralidad es algo anticuado.

De manera que, les doy un consejo puntual a padres y a hijos adolescentes: Luchen legítimamente. 2 Timoteo 2:5 dice: “Y también el que lucha como atleta, no es coronado si no lucha legítimamente”. Eso significa que los atletas debían regirse a las reglas del deporte. Como padres deben respetar las reglas de la Palabra de Dios. Por lo tanto, no sean padres controladores, denle ciertas libertades a sus hijos. Como hijos, deben sujetarse a las reglas de la Palabra de Dios. Por ser menores de edad, deben obedecer a sus padres, no pueden tomarse todas las libertades. Busquen siempre el punto de equilibro.

La mayoría de personas casadas anhelan disfrutar de un matrimonio saludable y duradero, así como de una familia estable. Sin embargo, no saben cómo lograrlo. Es por esa razón que surgió el Ministerio “La Familia es Prioridad”, cuya misión es: Promover matrimonios estables, familias sólidas e iglesias saludables; a través de programas radiales, literatura cristiana, consejería, página web, conferencias y seminarios, de modo que se vea a la familia como prioridad.

Este es un Ministerio Cristiano no lucrativo. Sin embargo, depende de las ofrendas voluntarias de sus oyentes y los usuarios frecuentes de la página, para su funcionamiento; ya que sin las mismas no se podría producir y distribuir los programas radiales, ni darle mantenimiento a la página web.

Si usted ha sido edificado con los programas radiales, los artículos o algún otro recurso del sitio web y si Dios le ha puesto en su corazón el deseo de colaborar con un donativo único o una ofrenda mensual, comuníquese con nosotros y le indicaremos cómo hacerlo. Escríbanos a: programa@lafamiliaesprioridad.com

Su apoyo en oración es clave y su aporte económico muy valioso.

Atentamente,

Junta Directiva de La Familia es Prioridad.