Mi hijo no se somete a la disciplina

Principales quejas de los padres

¿Cree usted que a un soldado le gusta someterse a la disciplina que le aplican sus superiores? ¿Cree que un alumno sigue gustosamente las instrucciones de su maestro, especialmente cuando le deja tareas? ¿Cree que un deportista acata las órdenes de su entrenador tranquilamente, cuando éste le grita y le exige un mayor esfuerzo? Sin duda que no. Sin embargo, si el soldado quiere ser un buen soldado y escalar de rango, debe cumplir con cada una de las instrucciones que se le dan y realizar las disciplinas militares. Si un alumno quiere aprender, debe esforzarse, estudiar y hacer todas las tareas. Si un deportista desea destacar, debe entrenar arduamente todos los días y seguir fielmente la rutina de ejercicios establecida por su entrenador. De la misma manera, no es agradable para un hijo o una hija someterse a la disciplina de sus padres, pero es necesario, si quiere corregir su conducta negativa y crecer en todas las áreas de la vida, de modo que llegue a ser un ser humano exitoso como hijo, como profesional y posteriormente también como padre o como madre. Proverbios 13:1 nos recuerda que: “El hijo sabio recibe el consejo del padre; mas el burlador no escucha las reprensiones”.

No sea usted un hijo que se burla de sus padres y que piensa que ellos son anticuados y están equivocados. Por el contrario, respételos, escúchelos y sométase a sus consejos y a la disciplina que ellos aplican a su vida. Tome en cuenta que ellos lo hacen porque lo aman y quieren lo mejor para usted. Si no lo amaran, si no se interesaran por usted, pasarían por alto su mala conducta y serían indiferentes. Así como todo Cabo anhela formar un buen soldado raso, todo maestro lucha por tener un buen alumno y todo entrenador se esfuerza por formar un buen deportista; todo padre y madre consagrados, se esfuerzan por formar buenos hijos. Déle gracias a Dios por la vida de sus padres y colabore con ellos.

La mayoría de personas casadas anhelan disfrutar de un matrimonio saludable y duradero, así como de una familia estable. Sin embargo, no saben cómo lograrlo. Es por esa razón que surgió el Ministerio “La Familia es Prioridad”, cuya misión es: Promover matrimonios estables, familias sólidas e iglesias saludables; a través de programas radiales, literatura cristiana, consejería, página web, conferencias y seminarios, de modo que se vea a la familia como prioridad.

Este es un Ministerio Cristiano no lucrativo. Sin embargo, depende de las ofrendas voluntarias de sus oyentes y los usuarios frecuentes de la página, para su funcionamiento; ya que sin las mismas no se podría producir y distribuir los programas radiales, ni darle mantenimiento a la página web.

Si usted ha sido edificado con los programas radiales, los artículos o algún otro recurso del sitio web y si Dios le ha puesto en su corazón el deseo de colaborar con un donativo único o una ofrenda mensual, comuníquese con nosotros y le indicaremos cómo hacerlo. Escríbanos a: programa@lafamiliaesprioridad.com

Su apoyo en oración es clave y su aporte económico muy valioso.

Atentamente,

Junta Directiva de La Familia es Prioridad.