Mi hijo se burla de mí

Principales quejas de los padres

Mi hijo se burla de mí en mis propias narices. ¿Qué puedo hacer? Se preguntan algunos padres y madres de familia. Una burla es un acto o un dicho contra alguien a quien se pretende dejar en ridículo. Es un hecho con el que se procura humillar a una persona.  Es mofarse o hacer escarnio de una persona con palabras y acciones.  Que lamentable que ese tipo de actitudes las tengan algunos hijos contra sus padres. Tampoco lo contrario se debe dar. Lo cierto es que muchos padres se quejan de que sus hijos se burlan de ellos. Obviamente, muchos padres tienen la culpa de que sus hijos se burlen de ellos, debido a que son padres flojos, pasivos, permisivos, consentidores y que no corrigen a sus hijos. Sin ser abusivos, los padres deben poner límites y reglas en el hogar. Por otro lado, los hijos que se burlan de sus padres, sufrirán las consecuencias de sus actos. En Génesis 27:11,12 leemos este interesante relato:“Y Jacob dijo a Rebeca su madre: He aquí, Esaú mi hermano es hombre velloso, y yo lampiño. Quizá me palpará mi padre, y me tendrá por burlador, y traeré sobre mí maldición y no bendición”. Sabemos que Isaac el padre de los mellizos Esaú y Jacob no veía bien. También sabemos que por nacer primero, Esaú era el primogénito y el que tenía derecho a doble herencia o la primogenitura. Sin embargo, Rebeca tenía a Jacob como hijo preferido, por lo que ideó un plan para que éste se quedara con la bendición de su padre y la primogenitura. Debían engañar a Isaac, pero Jacob temía que por aquella burla, terminara recibiendo maldición en lugar de la bendición. Como sabemos, más adelante Jacob también fue engañado por su tío Labán quien le hizo trabajar 14 años para él.

De modo que, usted que es hijo o hija entienda que cada vez que engaña a su papá o a su mamá, se está burlando de ellos. Cada vez que engaña o se burla de sus padres, está sembrando un mal acto del cual tendrá que cosechar las consecuencias. Por lo tanto, no se burle de sus padres, respételos y hábleles siempre con la verdad.

La mayoría de personas casadas anhelan disfrutar de un matrimonio saludable y duradero, así como de una familia estable. Sin embargo, no saben cómo lograrlo. Es por esa razón que surgió el Ministerio “La Familia es Prioridad”, cuya misión es: Promover matrimonios estables, familias sólidas e iglesias saludables; a través de programas radiales, literatura cristiana, consejería, página web, conferencias y seminarios, de modo que se vea a la familia como prioridad.

Este es un Ministerio Cristiano no lucrativo. Sin embargo, depende de las ofrendas voluntarias de sus oyentes y los usuarios frecuentes de la página, para su funcionamiento; ya que sin las mismas no se podría producir y distribuir los programas radiales, ni darle mantenimiento a la página web.

Si usted ha sido edificado con los programas radiales, los artículos o algún otro recurso del sitio web y si Dios le ha puesto en su corazón el deseo de colaborar con un donativo único o una ofrenda mensual, comuníquese con nosotros y le indicaremos cómo hacerlo. Escríbanos a: programa@lafamiliaesprioridad.com

Su apoyo en oración es clave y su aporte económico muy valioso.

Atentamente,

Junta Directiva de La Familia es Prioridad.