Mi hijo es un abusivo

Principales quejas de los padres

No seas abusivo(a). ¿Ha escuchado usted esta expresión de una madre o de un padre hacia su hijo o hija? Seguramente que sí. Una queja común de muchos padres, es que sus hijos no los respetan y son abusivos con ellos. Estrictamente hablando “abusiva” es una persona que abusa de otra, que practica el abuso, que se excede de lo normal en una relación, que se aprovecha de alguien más, que humilla y trata mal a su semejante. En 1 Corintios 9:18 vemos un ejemplo de alguien que no abuso de sus derechos: ¿Cuál, pues, es mi galardón? Que predicando el evangelio, presente gratuitamente el evangelio de Cristo, para no abusar de mi derecho en el evangelio”. El Apóstol Pablo tenía el derecho de cobrar un salario por predicar el evangelio, pero su galardón era predicar gratuitamente, para no abusar de dicho derecho. Hubiera abusado si se hubiera aprovechado de la buena voluntad de los hermanos para enriquecerse o lucrar con el evangelio.  Pero así como tenía derechos, también contaba con obligaciones, él se sentía obligado a predicar dicho evangelio. En 1 Corintios 9:16 dice: ¡ay de mí si no anunciare el evangelio!”.De la misma manera, los hijos menores de 18 años tienen derechos. Tienen derecho a recibir educación o formación académica de sus padres, a ser alimentados, a disponer de un techo debajo del cual vivir, a recibir calzado y vestuario, a recibir amor y orientación, etc. Pero también tienen deberes. Deben obedecer y respetar a sus padres, deben estudiar responsablemente, deben colaborar de acuerdo a sus edades en algunas tareas del hogar, etc. De manera, que los hijos no pueden abusar de sus derechos, exigiendo a sus padres dinero o juguetes electrónicos sofisticados.

 

Los hijos abusivos existen porque los padres les permiten ser abusivos, porque los consienten y porque tienen baja autoestima.  De manera que, sea firme sin ser abusivo con su hijo y dese a respetar, porque después de Dios, la familia es prioridad.

La mayoría de personas casadas anhelan disfrutar de un matrimonio saludable y duradero, así como de una familia estable. Sin embargo, no saben cómo lograrlo. Es por esa razón que surgió el Ministerio “La Familia es Prioridad”, cuya misión es: Promover matrimonios estables, familias sólidas e iglesias saludables; a través de programas radiales, literatura cristiana, consejería, página web, conferencias y seminarios, de modo que se vea a la familia como prioridad.

Este es un Ministerio Cristiano no lucrativo. Sin embargo, depende de las ofrendas voluntarias de sus oyentes y los usuarios frecuentes de la página, para su funcionamiento; ya que sin las mismas no se podría producir y distribuir los programas radiales, ni darle mantenimiento a la página web.

Si usted ha sido edificado con los programas radiales, los artículos o algún otro recurso del sitio web y si Dios le ha puesto en su corazón el deseo de colaborar con un donativo único o una ofrenda mensual, comuníquese con nosotros y le indicaremos cómo hacerlo. Escríbanos a: programa@lafamiliaesprioridad.com

Su apoyo en oración es clave y su aporte económico muy valioso.

Atentamente,

Junta Directiva de La Familia es Prioridad.