Mi hijo no me da la razón

Principales quejas de los padres

¿Tienen siempre los padres la razón? ¿Deben los hijos tener la última palabra? Ni una ni otra cosa. Los padres no siempre tienen la razón y los hijos no siempre deben tener la última palabra o considerar que sus padres están equivocados. Una de las principales quejas de los padres hoy en día, es que sus hijos no les dan la razón. La escena se repite millones de veces al día en millones de hogares en el mundo: Hijos solicitando permisos a los padres y explicando sus razones por las cuales se les debiera conceder dicho permiso, y padres diciendo que no concederán el permiso y manifestando sus razones. Allí se dan los estira y encoge, los dimes y diretes, los sinsabores y sinrazones. En Isaías 1:2 leemos algo interesante que Dios dice: “Oíd, cielos, y escucha tú, tierra; porque habla Jehová: Crié hijos, y los engrandecí, y ellos se rebelaron contra mí”. Dios proclama que toda la tierra o todas las personas debieran escuchar, lo que en el cielo se escribirá como un testamento: Crió hijos y les ayudó en su desarrollo o crecimiento, pero ellos se rebelaron contra Él. Se refiere a la infidelidad de los hijos de Israel, un pueblo que se rebeló contra Dios. Lo mismo pueden afirmar algunos padres: Crié responsablemente a mis hijos, les proporcioné todo lo que necesitaron para crecer sana e integralmente, pero aun así, se rebelaron contra mí. Creen tener siempre la razón, piensan que siempre me equivoco. Allí está la disyuntiva: Los padres se quejan que los hijos son tercos y los hijos que sus padres siempre pretenden tener la razón. Obviamente, deben aprender a ponerse de acuerdo.

Sin embargo, les doy un consejo puntual a ustedes hijos que viven bajo la tutela de sus padres: Quizá no siempre tengan ellos la razón, sin embargo, ustedes deben dejar de pretender saberlo todo y entender que sus padres han vivido más que ustedes. Por lo tanto, tienen experiencia y desean lo mejor para sus vidas.

La mayoría de personas casadas anhelan disfrutar de un matrimonio saludable y duradero, así como de una familia estable. Sin embargo, no saben cómo lograrlo. Es por esa razón que surgió el Ministerio “La Familia es Prioridad”, cuya misión es: Promover matrimonios estables, familias sólidas e iglesias saludables; a través de programas radiales, literatura cristiana, consejería, página web, conferencias y seminarios, de modo que se vea a la familia como prioridad.

Este es un Ministerio Cristiano no lucrativo. Sin embargo, depende de las ofrendas voluntarias de sus oyentes y los usuarios frecuentes de la página, para su funcionamiento; ya que sin las mismas no se podría producir y distribuir los programas radiales, ni darle mantenimiento a la página web.

Si usted ha sido edificado con los programas radiales, los artículos o algún otro recurso del sitio web y si Dios le ha puesto en su corazón el deseo de colaborar con un donativo único o una ofrenda mensual, comuníquese con nosotros y le indicaremos cómo hacerlo. Escríbanos a: programa@lafamiliaesprioridad.com

Su apoyo en oración es clave y su aporte económico muy valioso.

Atentamente,

Junta Directiva de La Familia es Prioridad.