Mi esposa compite por el liderazgo del hogar

Principales quejas de los esposos

¿Es usted de los esposos que se quejan porque su esposa quiere usurpar su lugar y ser la jefe del hogar? Si usted es casado, le pregunto: ¿Cuántas cabezas hay en su hogar, una o dos? ¿Ha visto usted un cuerpo con dos cabezas? Seguramente que no, porque eso no es lo normal, sería un fenómeno de la naturaleza. Lo mismo ocurre en el hogar, debe haber una sola cabeza. En la época de Jesús, el papel del hombre como cabeza del hogar era de tanta responsabilidad que si el esposo y padre de familia como cabeza cometía un delito, podría parar en la cárcel no solo él sino toda su familia. En Mateo 18:23-25 Jesús relata: “Por lo cual el reino de los cielos es semejante a un rey que quiso hacer cuentas con sus siervos. Y comenzando a hacer cuentas, le fue presentado uno que le debía diez mil talentos. A éste, como no pudo pagar, ordenó su señor venderle, y a su mujer e hijos, y todo lo que tenía, para que se le pagase la deuda”. De manera que, la Biblia, Palabra Santa e inspirada por Dios nos muestra que el esposo o el padre es la cabeza o líder del hogar. Obviamente, no debe ser una cabeza totalitarista, sino teocrática, ya que como cabeza del hogar debe someterse a la cabeza de la iglesia que es Cristo. Sin embargo, se ha dicho que: “El hombre es la cabeza y la esposa es el cuello que mueve la cabeza a donde quiera”. También se comenta mucho el chiste del hombre que le dice a su amigo: “En casa yo soy el que tiene la última palabra. ¿Y cuál es tu última palabra? Si mi amor, como tú digas”. En realidad, eso pasa más frecuentemente de lo que nos imaginamos. A ese tipo de hombres, se les califica como débiles, sumisos, pasivos y con poco carácter. Por otro lado, a las mujeres que asumen el rol masculino muchas veces es la principal proveedora del hogar, toma el control y hasta humillan al esposo. Es decir, viven bajo roles invertidos.

Por eso, les doy un consejo práctico: Recuerden que como matrimonio ustedes son complemento, no competencia. En su hogar no se debe dar ni patriarcado, ni matriarcado, sino el trabajo en equipo pues son una sola carne.

La mayoría de personas casadas anhelan disfrutar de un matrimonio saludable y duradero, así como de una familia estable. Sin embargo, no saben cómo lograrlo. Es por esa razón que surgió el Ministerio “La Familia es Prioridad”, cuya misión es: Promover matrimonios estables, familias sólidas e iglesias saludables; a través de programas radiales, literatura cristiana, consejería, página web, conferencias y seminarios, de modo que se vea a la familia como prioridad.

Este es un Ministerio Cristiano no lucrativo. Sin embargo, depende de las ofrendas voluntarias de sus oyentes y los usuarios frecuentes de la página, para su funcionamiento; ya que sin las mismas no se podría producir y distribuir los programas radiales, ni darle mantenimiento a la página web.

Si usted ha sido edificado con los programas radiales, los artículos o algún otro recurso del sitio web y si Dios le ha puesto en su corazón el deseo de colaborar con un donativo único o una ofrenda mensual, comuníquese con nosotros y le indicaremos cómo hacerlo. Escríbanos a: programa@lafamiliaesprioridad.com

Su apoyo en oración es clave y su aporte económico muy valioso.

Atentamente,

Junta Directiva de La Familia es Prioridad.