Lot y su esposa, una pareja salada

Parejas de la Biblia

¿Conoce usted el dicho “me cayó la sal” o “estoy salado(a)”? ¿Lo ha dicho alguna vez? Esta expresión es una referencia a que las cosas están saliendo mal en la vida y tiene su origen en la historia de la esposa de Lot. Reflexionemos entonces sobre esta pareja de la Biblia. Lot, era el hijo de Harán, quien fue el menor de los hermanos de Abraham. Por lo tanto, era el sobrino del patriarca de la fe hebrea. Lot era de carácter egoísta. Descubrimos esto cuando elige el fértil valle del Jordán. De allí, que se mezcló con los depravados habitantes de Sodoma. Es allí donde por primera vez se nos menciona a su esposa y a sus hijas. Por cierto, la Biblia no menciona el nombre de su esposa, por lo tanto es desconocido para nosotros. Lo cierto es que en medio de aquella generación perversa, Lot era un hombre temeroso de Dios. Por esa razón, Dios envió ángeles para que le sacaran a él y a su familia de Sodoma y Gomorra, antes de enviar un juicio y destruir aquellas ciudades con fuego y azufre. Sin embargo, las instrucciones de Dios para ellos fueron claras. En Génesis 19:17 leemos las palabras de los ángeles en el momento de sacarles de la ciudad: “Y cuando los hubieron llevado fuera, dijeron: Escapa por tu vida; no mires tras ti, ni pares en toda esta llanura; escapa al monte, no sea que perezcas”. A pesar de que las instrucciones fueron claras, la esposa de Lot no obedeció. Génesis 19:24-26 continúa relatando: “Entonces Jehová hizo llover sobre Sodoma y sobre Gomorra azufre y fuego de parte de Jehová desde los cielos; y destruyó las ciudades, y toda aquella llanura, con todos los moradores de aquellas ciudades, y el fruto de la tierra. Entonces la mujer de Lot miró atrás, a espaldas de él, y se volvió estatua de sal”.  La salificación de la mujer de Lot pudo haberse producido por la mezcla de los pozos de petróleo con sal y azufre en el momento del juicio. Si como pareja ustedes no desean que las cosas les vayan mal en la vida o estén salados, les doy un consejo práctico: Obedezcan a Dios y a Su Palabra Sagrada. Los mandamientos, principios y consejos que encontramos en la Biblia, son para nuestro bienestar personal y familiar, porque después de Dios, la familia es prioridad.

La mayoría de personas casadas anhelan disfrutar de un matrimonio saludable y duradero, así como de una familia estable. Sin embargo, no saben cómo lograrlo. Es por esa razón que surgió el Ministerio “La Familia es Prioridad”, cuya misión es: Promover matrimonios estables, familias sólidas e iglesias saludables; a través de programas radiales, literatura cristiana, consejería, página web, conferencias y seminarios, de modo que se vea a la familia como prioridad.

Este es un Ministerio Cristiano no lucrativo. Sin embargo, depende de las ofrendas voluntarias de sus oyentes y los usuarios frecuentes de la página, para su funcionamiento; ya que sin las mismas no se podría producir y distribuir los programas radiales, ni darle mantenimiento a la página web.

Si usted ha sido edificado con los programas radiales, los artículos o algún otro recurso del sitio web y si Dios le ha puesto en su corazón el deseo de colaborar con un donativo único o una ofrenda mensual, comuníquese con nosotros y le indicaremos cómo hacerlo. Escríbanos a: programa@lafamiliaesprioridad.com

Su apoyo en oración es clave y su aporte económico muy valioso.

Atentamente,

Junta Directiva de La Familia es Prioridad.