El suicidio

Desafíos de la familia contemporánea

Le hago una pregunta directa: ¿A considerado en alguna oportunidad quitarse la vida? Quisiera en esta ocasión analizar el tema del suicidio, un tremendo mal que está socavando nuestra sociedad y haciendo desaparecer muchas vidas. Todo un desafío para las familias contemporáneas. Aunque en la actualidad las estadísticas de suicidios son alarmantes, no podemos pasar por alto la realidad que es algo que se ha dado en todos los tiempos. ¿Por qué se quitan la vida algunas personas? es la gran interrogante. Son muchas las causas: la falta de valores, falta de unidad familiar, ausencia de fe o confianza en sí mismos y en Dios, sentimientos de fracaso, problemas en el matrimonio y muchas razones más. Quienes toman la fatídica decisión usan todo tipo de medios: Tomar muchas pastillas, lanzarse desde un puente, edificio, sobre trenes o buses, ahorcarse, darse un disparo en la sien, etc. Hace algunos años me encontré con una señora que había tomado varias pastillas para suicidarse porque tenía muchos problemas, afortunadamente hubo tiempo de llevarla al hospital y así salvarle la vida. La Biblia nos relata el suicidio de Judas Iscariote, quien aunque formó parte del grupo de los doce discípulos de Jesús, robaba de los fondos y por último traicionó al Señor, vendiéndolo con un beso traidor por 30 monedas de plata. Judas no experimentó verdadero arrepentimiento, sino un triste remordimiento por lo que quiso devolver el dinero al percatarse de su error y como no se lo aceptaron, se ahorcó. El suicidio es la cuarta causa de muerte en el mundo, entre las personas de 15 a 44 años de edad.

Por eso le doy un consejo práctico: Si en su familia hay alguien con un cuadro de depresión o pasando por una etapa de crisis, ponga a la disposición de esa persona un psicólogo, médico y consejero espiritual. Trate de que no tenga acceso a armas blancas o armas de fuego. Evite cualquier riesgo y brinde todo tipo de apoyo. Recuerde que todo problema tiene solución. Tome medidas preventivas, proteja a los suyos porque de todas sus relaciones interpersonales, su familia es prioridad.

Le invito a escribirme a programa@lafamiliaesprioridad.com Espero su correo.

La mayoría de personas casadas anhelan disfrutar de un matrimonio saludable y duradero, así como de una familia estable. Sin embargo, no saben cómo lograrlo. Es por esa razón que surgió el Ministerio “La Familia es Prioridad”, cuya misión es: Promover matrimonios estables, familias sólidas e iglesias saludables; a través de programas radiales, literatura cristiana, consejería, página web, conferencias y seminarios, de modo que se vea a la familia como prioridad.

Este es un Ministerio Cristiano no lucrativo. Sin embargo, depende de las ofrendas voluntarias de sus oyentes y los usuarios frecuentes de la página, para su funcionamiento; ya que sin las mismas no se podría producir y distribuir los programas radiales, ni darle mantenimiento a la página web.

Si usted ha sido edificado con los programas radiales, los artículos o algún otro recurso del sitio web y si Dios le ha puesto en su corazón el deseo de colaborar con un donativo único o una ofrenda mensual, comuníquese con nosotros y le indicaremos cómo hacerlo. Escríbanos a: programa@lafamiliaesprioridad.com

Su apoyo en oración es clave y su aporte económico muy valioso.

Atentamente,

Junta Directiva de La Familia es Prioridad.