Moisés reglamentó el divorcio

Panorama bíblico del divorcio

¿Quién cree usted que fue el inventor del divorcio? Eso es algo que no sabemos a ciencia cierta. Desconocemos a qué persona o grupo de personas se les ocurrió esa idea por primera vez. Lo que sí sabemos con certeza es que Dios es el inventor, diseñador, arquitecto o creador del matrimonio y el ser humano el inventor del divorcio. Algunos creyentes creen que Moisés fue el inventor del divorcio, pero este Siervo de Dios, simplemente lo reglamentó debido a la dureza del corazón de los judíos. Leamos en Deuteronomio 24:1-4 lo que estipuló Moisés: “Cuando alguno tomare mujer y se casare con ella, si no le agradare por haber hallado en ella alguna cosa indecente, le escribirá carta de divorcio, y se la entregará en su mano, y la despedirá de su casa. Y salida de su casa, podrá ir y casarse con otro hombre. Pero si la aborreciere este último, y le escribiere carta de divorcio, y se la entregare en su mano, y la despidiere de su casa; o si hubiere muerto el postrer hombre que la tomó por mujer, no podrá su primer marido, que la despidió, volverla a tomar para que sea su mujer, después que fue envilecida; porque es abominación delante de Jehová, y no has de pervertir la tierra que Jehová tu Dios te da por heredad”. Como notamos, Moisés no fue el inventor del divorcio, simplemente estableció las leyes para reglamentar una práctica que ya existía. Moisés fue quien organizó las leyes recibidas de Dios y los mandamientos, así como estableció jueces para gobernar al pueblo. En este caso, la ley del divorcio motivaba al hombre a pensar bien sobre la decisión de divorciarse de su esposa, porque una vez separados legalmente, ya no podía volver a casarse con ella.

Recuerde que el divorcio es un invento humano, mientras que el matrimonio es una invención divina. Cuide su matrimonio, evite el divorcio o la separación. Es más, no permita que la palabra divorcio forme parte del diccionario de su familia.

La mayoría de personas casadas anhelan disfrutar de un matrimonio saludable y duradero, así como de una familia estable. Sin embargo, no saben cómo lograrlo. Es por esa razón que surgió el Ministerio “La Familia es Prioridad”, cuya misión es: Promover matrimonios estables, familias sólidas e iglesias saludables; a través de programas radiales, literatura cristiana, consejería, página web, conferencias y seminarios, de modo que se vea a la familia como prioridad.

Este es un Ministerio Cristiano no lucrativo. Sin embargo, depende de las ofrendas voluntarias de sus oyentes y los usuarios frecuentes de la página, para su funcionamiento; ya que sin las mismas no se podría producir y distribuir los programas radiales, ni darle mantenimiento a la página web.

Si usted ha sido edificado con los programas radiales, los artículos o algún otro recurso del sitio web y si Dios le ha puesto en su corazón el deseo de colaborar con un donativo único o una ofrenda mensual, comuníquese con nosotros y le indicaremos cómo hacerlo. Escríbanos a: programa@lafamiliaesprioridad.com

Su apoyo en oración es clave y su aporte económico muy valioso.

Atentamente,

Junta Directiva de La Familia es Prioridad.