Un hogar con firmeza económica

Salmos para la familia

¿Cómo se puede obtener un hogar con firmeza económica? El versículo 2 del Salmo 127 nos dice lo siguiente: “Por demás es que os levantéis de madrugada, y vayáis tarde a reposar, y que comáis pan de dolores; pues que a su amado dará Dios el sueño”. Este pasaje nos dice que en vano trabaja alguien día y noche en la empresa, la fábrica, el taller, el negocio o donde labore, si no permite que Dios trabaje en su vida y en su familia. Por supuesto, Dios no está en contra del esfuerzo humano o del trabajo duro. El error es afanarse, el error es dejar a Dios en segundo plano, el error es no administrar sabiamente, el error es no confiar en Dios y en su provisión, por eso no se puede tener un buen descanso. Este versículo nos indica que la provisión económica viene de Dios, cuando tenemos las prioridades correctas. La persona amada de Dios, tendrá un sueño reparador, dormirá plácidamente, no tendrá insomnio, no se preocupará, vivirá y dormirá tranquila, porque goza de firmeza económica. Ha construido su casa o ha pagado su casa, tiene un patrimonio familiar, no tiene deudas, tiene una familia estable financieramente hablando. Es que aunque el versículo aparece en forma negativa, también podemos verlo de manera positiva. Por demás es que alguien se levante a las 4 de la madrugada y se acueste a las 11 de la noche realizando una larga jornada laboral, sino no ha permitido que Dios dirija su vida y su familia. Sin embargo, a aquel que permite que Dios sea el centro de su vida y de su familia, a quien reconoce que Dios es el dueño de su vida, de su familia y de todo lo que tiene. Por lo tanto, es un buen administrador, Dios le dará una vida satisfactoria y disfrutará de solidez financiera. En ese caso, su esfuerzo no es en vano.

Si desean tener un hogar con firmeza económica, sean una familia que pone a Dios en primer lugar, que trabaja responsable y honestamente, que administra sabiamente, que ahorra frecuentemente, que no se mete en deudas, que invierte sabiamente, que da generosamente.

La mayoría de personas casadas anhelan disfrutar de un matrimonio saludable y duradero, así como de una familia estable. Sin embargo, no saben cómo lograrlo. Es por esa razón que surgió el Ministerio “La Familia es Prioridad”, cuya misión es: Promover matrimonios estables, familias sólidas e iglesias saludables; a través de programas radiales, literatura cristiana, consejería, página web, conferencias y seminarios, de modo que se vea a la familia como prioridad.

Este es un Ministerio Cristiano no lucrativo. Sin embargo, depende de las ofrendas voluntarias de sus oyentes y los usuarios frecuentes de la página, para su funcionamiento; ya que sin las mismas no se podría producir y distribuir los programas radiales, ni darle mantenimiento a la página web.

Si usted ha sido edificado con los programas radiales, los artículos o algún otro recurso del sitio web y si Dios le ha puesto en su corazón el deseo de colaborar con un donativo único o una ofrenda mensual, comuníquese con nosotros y le indicaremos cómo hacerlo. Escríbanos a: programa@lafamiliaesprioridad.com

Su apoyo en oración es clave y su aporte económico muy valioso.

Atentamente,

Junta Directiva de La Familia es Prioridad.