¿Consejería o Psicología?

Consejería Neotestamentaria

¿Son la psicología y la teología ramas opuestas? Esta es una pregunta que se hacen una y otra vez, muchos creyentes. Desde mi punto de vista como Pastor y Consejero familiar, me parece que como Siervos de Dios podemos hacer uso de la psicología como una ciencia auxiliar que nos sirva para entender un poco más la naturaleza interior del hombre, sin caer en una dependencia de la psicología al ofrecer la consejería. Eso significa que la Biblia debe ser nuestra fuente primaria e irreemplazable, en cuanto al conocimiento de la naturaleza humana. Recordemos que el ser humano tiene una naturaleza pecaminosa, la cual es la principal causa de sus problemas. Personalmente, creo que así como se puede lograr que un perro y un gato convivan en la misma casa, la teología y la psicología pueden convivir juntas sin depender la una de la otra. Pero la psicología por sí misma no es capaz de lograr cambios en el ser humano ni de darle la felicidad. Los cambios de conducta, hábitos y personalidad solamente se pueden lograr con la ayuda de Dios. La Biblia nos da el ejemplo de personajes que fueron transformados por el poder de Dios. Uno de ellos lo leemos en Juan 1:42 cuando Andrés quiso que su hermano Simón conociera a Jesús: “Y le trajo a Jesús. Y mirándole Jesús, dijo: Tú eres Simón, hijo de Jonás; tú serás llamado Cefas (que quiere decir, Pedro)”. Jesús transformó a Simón Pedro de personalidad débil en alguien con una personalidad saludable.

Recordemos que ni Jesús, ni los apóstoles, ni los padres de la iglesia, ni los líderes de la iglesia por mucho tiempo; tuvieron acceso a la psicología. Eso no los limitó a tratar con problemas de desórdenes de conducta, problemas físicos o sociales. Por medio del Consejo de la Palabra de Dios, la guía del Espíritu Santo y la oración entre otros recursos, pudieron resolver esos casos. Nosotros tenemos esos mismos recursos como herramientas primarias e indispensables, pero además contamos con la investigación psicológica que nos puede ser útil para fortalecer las relaciones familiares.

La mayoría de personas casadas anhelan disfrutar de un matrimonio saludable y duradero, así como de una familia estable. Sin embargo, no saben cómo lograrlo. Es por esa razón que surgió el Ministerio “La Familia es Prioridad”, cuya misión es: Promover matrimonios estables, familias sólidas e iglesias saludables; a través de programas radiales, literatura cristiana, consejería, página web, conferencias y seminarios, de modo que se vea a la familia como prioridad.

Este es un Ministerio Cristiano no lucrativo. Sin embargo, depende de las ofrendas voluntarias de sus oyentes y los usuarios frecuentes de la página, para su funcionamiento; ya que sin las mismas no se podría producir y distribuir los programas radiales, ni darle mantenimiento a la página web.

Si usted ha sido edificado con los programas radiales, los artículos o algún otro recurso del sitio web y si Dios le ha puesto en su corazón el deseo de colaborar con un donativo único o una ofrenda mensual, comuníquese con nosotros y le indicaremos cómo hacerlo. Escríbanos a: programa@lafamiliaesprioridad.com

Su apoyo en oración es clave y su aporte económico muy valioso.

Atentamente,

Junta Directiva de La Familia es Prioridad.