La costumbre de orar para agradecer por los alimentos

Costumbres familiares de la época bíblica

¿Tienen usted y su familia la costumbre de orar para agradecerle a Dios por los alimentos y bendecirlos, antes de comerlos? Los judíos tenían la costumbre en la época bíblica de orar en el momento de tomar los alimentos. Jesús es un buen ejemplo de ello. Juan 6:11 nos dice que antes de multiplicar los panes y los peces: “…tomó Jesús aquellos panes, y habiendo dado gracias, los repartió entre los discípulos, y los discípulos entre los que estaban recostados; asimismo de los peces, cuanto querían”. Notemos que Jesús no oró para que Dios le ayudara a obrar el milagro, oró para dar gracias por los panes y los peces. Luego los repartió entre los discípulos y de esa manera se multiplicaron, pues siempre había más panes y peces que repartirles, hasta que todos comieron y se saciaron. Precisamente, debemos dar gracias a Dios por concedernos tomar cada día los sagrados alimentos y saciar nuestra hambre, siendo que más de mil millones de personas pasan hambre todos los días alrededor del mundo. El Apóstol Pablo también recuerda en 1 Corintios 11:23,24 la noche que Jesús y los discípulos celebraron la pascua y el momento en que Jesús instituye la santa cena: “Porque yo recibí del Señor lo que también os he enseñado: Que el Señor Jesús, la noche que fue entregado, tomó pan; y habiendo dado gracias, lo partió, y dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo que por vosotros es partido; haced esto en memoria de mí”. Como observamos, antes de tomar el pan, Jesús dio gracias a Dios, como solían hacerlo los judíos de su época. Ese buen hábito no debemos perderlo. Un cristiano oraba de esta manera: “Señor que estás en el firmamento, bendice este alimento, que va para adentro. Amén” e inmediatamente procedía a comer. Nos suena gracioso, pero debemos tomar en serio ese momento.

Por lo tanto, conserve en su familia, la buena costumbre de orar para agradecer a Dios por los alimentos que les provee. Tómense de las manos y oren como familia.

La mayoría de personas casadas anhelan disfrutar de un matrimonio saludable y duradero, así como de una familia estable. Sin embargo, no saben cómo lograrlo. Es por esa razón que surgió el Ministerio “La Familia es Prioridad”, cuya misión es: Promover matrimonios estables, familias sólidas e iglesias saludables; a través de programas radiales, literatura cristiana, consejería, página web, conferencias y seminarios, de modo que se vea a la familia como prioridad.

Este es un Ministerio Cristiano no lucrativo. Sin embargo, depende de las ofrendas voluntarias de sus oyentes y los usuarios frecuentes de la página, para su funcionamiento; ya que sin las mismas no se podría producir y distribuir los programas radiales, ni darle mantenimiento a la página web.

Si usted ha sido edificado con los programas radiales, los artículos o algún otro recurso del sitio web y si Dios le ha puesto en su corazón el deseo de colaborar con un donativo único o una ofrenda mensual, comuníquese con nosotros y le indicaremos cómo hacerlo. Escríbanos a: programa@lafamiliaesprioridad.com

Su apoyo en oración es clave y su aporte económico muy valioso.

Atentamente,

Junta Directiva de La Familia es Prioridad.