El hombre entendido

Proverbios de Salomón sobre el hombre

¿Es usted un hombre ahorrador y que conserva un poco de su sueldo o un hombre despilfarrador que se lo gasta todo? Entre los numerosos proverbios de Salomón sobre el hombre, encontramos Proverbios 10:5 que dice: “El que recoge en el verano es hombre entendido; el que duerme en el tiempo de la siega es hijo que avergüenza”. El proverbista está comparando a un hombre entendido o que aprovecha las oportunidades para trabajar y conservar una reserva, con aquel que es insensato. En aquella época, durante el verano se recogían y almacenan los alimentos, para poder sobrevivir en la época de invierno, cuando lo inclemente del tiempo muchas veces no permitía trabajar. Sin embargo, algunos en lugar de aprovechar el verano, se dormían en sus laureles y lo desaprovechaban, sufriendo las consecuencias en el invierno. De manera que el hombre entendido, cultiva el hábito del ahorro. Es que todos los seres humanos pasamos por situaciones imprevistas que nos causan gastos extras: La pérdida o muerte de un ser querido, la manifestación de una enfermedad, la pérdida del trabajo, la quiebra de un negocio, el desperfecto del automóvil, etc. Es ante esas circunstancias inesperadas que nos damos cuenta de lo importante que es tener algún dinero ahorrado para cubrir dichas necesidades. Pero además, el ahorro nos permite ofrecerle seguridad económica a nuestra familia.

De modo que el consejo para usted y familia es: Traten de ahorrar entre un 5 a un 10% de sus ingresos mensuales. Ahorrar es lo contrario de deber. Ahorrar es prepararse para las contingencias o necesidades predecibles: la educación universitaria de los hijos, los gastos médicos, la jubilación, etc. Ahorrar es formar un capital para hacer inversiones que nos traerán un beneficio personal y familiar. Establezca el hábito de ahorrar constantemente.

La mayoría de personas casadas anhelan disfrutar de un matrimonio saludable y duradero, así como de una familia estable. Sin embargo, no saben cómo lograrlo. Es por esa razón que surgió el Ministerio “La Familia es Prioridad”, cuya misión es: Promover matrimonios estables, familias sólidas e iglesias saludables; a través de programas radiales, literatura cristiana, consejería, página web, conferencias y seminarios, de modo que se vea a la familia como prioridad.

Este es un Ministerio Cristiano no lucrativo. Sin embargo, depende de las ofrendas voluntarias de sus oyentes y los usuarios frecuentes de la página, para su funcionamiento; ya que sin las mismas no se podría producir y distribuir los programas radiales, ni darle mantenimiento a la página web.

Si usted ha sido edificado con los programas radiales, los artículos o algún otro recurso del sitio web y si Dios le ha puesto en su corazón el deseo de colaborar con un donativo único o una ofrenda mensual, comuníquese con nosotros y le indicaremos cómo hacerlo. Escríbanos a: programa@lafamiliaesprioridad.com

Su apoyo en oración es clave y su aporte económico muy valioso.

Atentamente,

Junta Directiva de La Familia es Prioridad.