La mujer contenciosa

Proverbios de Salomón sobre la mujer

¿De qué manera se puede comparar a una mujer contenciosa o belicosa? Salomón nos ofrece una interesante símil en el libro de Proverbios al respecto. En Proverbios 19:13 dice: “Dolor es para su padre el hijo necio, y gotera continua las contiendas de la mujer”. Aquí el proverbista habla inicialmente del sufrimiento de un padre por causa de un hijo necio. Cuando un hijo o una hija es desobediente, cuando ignora los consejos del padre, cuando no le respeta, cuando tuerce sus pasos en la vida, el padre sufre. De la misma manera, cuando la esposa discute constante y neciamente, el esposo sufre. Cada queja, cada pelea, se compara a una gotera continua que termina por perforar la piedra. La esposa contenciosa provoca que al esposo se le termine la paciencia y se marche del hogar. Se dice en son de broma que Salomón tuvo 700 esposas y 300 concubinas, porque esperaba que entre todas, pudiera encontrar una o dos de buen humor o agradables. En Proverbios 27:15 Salomón amplia la idea de 19:13 al expresar: “Gotera continua en tiempo de lluvia y la mujer rencillosa, son semejantes”. Acá se nos indica que cada vez que la mujer rencillosa, peleonera, discutidora o querellante discute, deja caer una gota de intranquilidad. Cada vez que grita deja caer una gota de impaciencia. Cada vez que pelea deja caer una gota de violencia, hasta que llega el día en que deja caer la gota que rebalsa el vaso y pierde su hogar. Cuando reacciona, muchas veces ya es demasiado tarde, ya no se puede reparar el techo del hogar que se ha destruido.

Por dicha razón, le doy un consejo práctico: No sea una mujer iracunda. Haga de su hogar un paraíso, no un infierno. En cuanto dependa de usted, sea agradable con su esposo y con sus hijos. Ciertamente hay circunstancias que nos molestan y nos ponen de mal humor, pero que eso sea la excepción, no la regla. Destáquese por ser amable con su familia.

La mayoría de personas casadas anhelan disfrutar de un matrimonio saludable y duradero, así como de una familia estable. Sin embargo, no saben cómo lograrlo. Es por esa razón que surgió el Ministerio “La Familia es Prioridad”, cuya misión es: Promover matrimonios estables, familias sólidas e iglesias saludables; a través de programas radiales, literatura cristiana, consejería, página web, conferencias y seminarios, de modo que se vea a la familia como prioridad.

Este es un Ministerio Cristiano no lucrativo. Sin embargo, depende de las ofrendas voluntarias de sus oyentes y los usuarios frecuentes de la página, para su funcionamiento; ya que sin las mismas no se podría producir y distribuir los programas radiales, ni darle mantenimiento a la página web.

Si usted ha sido edificado con los programas radiales, los artículos o algún otro recurso del sitio web y si Dios le ha puesto en su corazón el deseo de colaborar con un donativo único o una ofrenda mensual, comuníquese con nosotros y le indicaremos cómo hacerlo. Escríbanos a: programa@lafamiliaesprioridad.com

Su apoyo en oración es clave y su aporte económico muy valioso.

Atentamente,

Junta Directiva de La Familia es Prioridad.