Los hijos de Jacob, una familia numerosa

Hijos de la Biblia, sus aciertos y desaciertos

¿Forma usted parte de una familia reducida o de una familia numerosa? ¿Cuántos hermanos tiene? En la Biblia se nos presentan familias reducidas como la familia de Zacarías y Elisabet que tenían un único hijo: Juan el Bautista. Esos son pocos casos. En la mayoría de casos encontramos familias numerosas, como la familia de Jacob quien tuvo 12 hijos varones y una sola mujer, con cuatro diferentes mujeres. El capítulo 30 de Génesis nos muestra que, de su primera esposa Lea, tuvo a Rubén, Simeón, Leví, Judá, Isacar, Zabulón y a su única hija Dina. De Bilha sierva de Raquel, tuvo a Dan y Neftalí. De Zilpa, sierva de Lea, tuvo a Gad y Aser. Finalmente de Raquel, la esposa a quien amaba, tuvo a José y Benjamín. Estos doce hijos varones comprendieron las doce tribus de Israel. No obstante, con Leví y José el asunto fue más complejo. Los descendientes de Leví, conocidos como levitas, fueron sacerdotes, por lo tanto no tenían tierra. Por otro lado, siendo que no existía la tribu de José, se designó a los hijos de éste que tuvo en Egipto con Asenat, como sustitutos para completar las doce tribus: Efraín y Manasés. Como quiera, ellos constituían a una familia numerosa, pero lamentablemente no fueron hermanos unidos. Debido a los celos y envidias con José por cuanto era el hijo favorito de papá, sus hermanos planificaron matarlo, pero finalmente decidieron venderlo como esclavo a mercaderes egipcios. Años después, José quien fue prosperado por Dios en Egipto, perdonó a sus hermanos y salvó a su familia de la hambruna que se sufrió en aquellos días.

Si usted forma parte de una familia numerosa, trate de llevarse bien con todos sus hermanos y hermanas. En la actualidad cada vez las familias son más reducidas, al punto que el número de parejas con hijos únicos aumenta cada año. Por lo tanto, dele gracias a Dios por haberle dado muchos hermanos y trate bien a cada uno de ellos.

La mayoría de personas casadas anhelan disfrutar de un matrimonio saludable y duradero, así como de una familia estable. Sin embargo, no saben cómo lograrlo. Es por esa razón que surgió el Ministerio “La Familia es Prioridad”, cuya misión es: Promover matrimonios estables, familias sólidas e iglesias saludables; a través de programas radiales, literatura cristiana, consejería, página web, conferencias y seminarios, de modo que se vea a la familia como prioridad.

Este es un Ministerio Cristiano no lucrativo. Sin embargo, depende de las ofrendas voluntarias de sus oyentes y los usuarios frecuentes de la página, para su funcionamiento; ya que sin las mismas no se podría producir y distribuir los programas radiales, ni darle mantenimiento a la página web.

Si usted ha sido edificado con los programas radiales, los artículos o algún otro recurso del sitio web y si Dios le ha puesto en su corazón el deseo de colaborar con un donativo único o una ofrenda mensual, comuníquese con nosotros y le indicaremos cómo hacerlo. Escríbanos a: programa@lafamiliaesprioridad.com

Su apoyo en oración es clave y su aporte económico muy valioso.

Atentamente,

Junta Directiva de La Familia es Prioridad.