Los hijos de Noé, las tres ramas de la humanidad

Hijos de la Biblia, sus aciertos y desaciertos

¿Le gustaría a usted tener una vida larga y dejar un legado a la humanidad? Hoy hablaremos sobre los hijos de Noé, al continuar con nuestra serie “Hijos de la Biblia, sus aciertos y desaciertos”. Al igual que los otros patriarcas primitivos, Noé fue bendecido con largura de años. Tenía 500 años de edad cuando nació su primer hijo (Génesis 5:32), 600 cuando sobrevino el diluvio (Génesis 7:11) y falleció a la edad de 950 años (Génesis 9:28–29). Según la interpretación más aceptable de Génesis 6:3, juntamente con 1 Pedro 3:20, cuando Noé tenía 480 años de edad Dios le informó que iba a destruir al hombre de sobre la faz de la tierra, pero que daría un tiempo de gracia de 120 años, durante el cual Noé debía construir un arca, en el que habría de salvar a su familia más cercana, y a una selección representativa de animales (Génesis 6:13–22). Fue durante este lapso, probablemente, que Noé se dedicó a predicar, pero no hubo arrepentimiento, y llegó el diluvio, que destruyó a todos excepto a Noé, sus tres hijos Sem, Cam, y Jafet y las cuatro esposas. Es decir, la esposa de Noé y las esposas de sus tres hijos (Génesis 7:7,1; Pedro 3:20). Después del diluvio, sus hijos con sus familias partieron hacia África, Europa y Asia y de esta manera volvieron a poblar la tierra. Génesis 9:18,19 relata: “Y los hijos de Noé que salieron del arca fueron Sem, Cam y Jafet; y Cam es el padre de Canaán. Estos tres son los hijos de Noé, y de ellos fue llena toda la tierra”. De acuerdo a la Biblia, a partir de allí surgieron tres razas humanas, provenientes de los tres hijos de Noé: De Sem descenderían los judíos y árabes; de Cam, los morenos; y de Jafet, los blancos.

Usted hijo o hija que no se ha casado y que desea dejar una descendencia que honre a Dios: Tome en cuenta que un niño o una niña vivirá por siempre en la vida de sus descendientes y en la vida de las personas que influyó. De manera que cuando usted sea padre o madre de familia, dedíquese a criarlos correctamente.

La mayoría de personas casadas anhelan disfrutar de un matrimonio saludable y duradero, así como de una familia estable. Sin embargo, no saben cómo lograrlo. Es por esa razón que surgió el Ministerio “La Familia es Prioridad”, cuya misión es: Promover matrimonios estables, familias sólidas e iglesias saludables; a través de programas radiales, literatura cristiana, consejería, página web, conferencias y seminarios, de modo que se vea a la familia como prioridad.

Este es un Ministerio Cristiano no lucrativo. Sin embargo, depende de las ofrendas voluntarias de sus oyentes y los usuarios frecuentes de la página, para su funcionamiento; ya que sin las mismas no se podría producir y distribuir los programas radiales, ni darle mantenimiento a la página web.

Si usted ha sido edificado con los programas radiales, los artículos o algún otro recurso del sitio web y si Dios le ha puesto en su corazón el deseo de colaborar con un donativo único o una ofrenda mensual, comuníquese con nosotros y le indicaremos cómo hacerlo. Escríbanos a: programa@lafamiliaesprioridad.com

Su apoyo en oración es clave y su aporte económico muy valioso.

Atentamente,

Junta Directiva de La Familia es Prioridad.