Eva, la primera madre del mundo

Madres de la Biblia, sus aciertos y sus desaciertos

¿Considera usted que es fácil ser madre de familia? Por supuesto que no lo es, mucho menos si usted hubiese sido la primera madre del mundo. Eva tuvo el privilegio de ser la primera esposa y también de ser la primera madre o madre de todos los vivientes. Eva no tuvo padres terrenales que la guiaran en este aspecto de la vida. Génesis 4:1, nos indica que dio a luz un varón a quien llamó Caín. Luego el versículo 2 nos dice en una narración seguida que, después dio a luz a su hermano Abel. Algunos piensan por lo tanto que Caín y Abel eran hermanos mellizos, primero salió Caín y luego Abel. Otros piensan que la palabra “después”, indica que se trata de otro parto. Como quiera que sea, lo que sabemos es que Caín y Abel eran hermanos y eran hijos de Adán y Eva. Como ahora no estaban en el Edén donde tenían todo lo necesario para vivir, tenían que trabajar para proveerse de comida, ropa y techo para ellos y su familia. De ese modo, les enseñaron a sus hijos a trabajar, Caín se convirtió en agricultor y Abel en pastor de ovejas. Ese fue un acierto de Eva como madre. Uno de sus desaciertos, fue que escuchó a Satanás y desobedeció a Dios. Por su pecado, la mujer fue condenada a un estado de pesar y sumisión. El pecado hizo del mundo un valle de lágrimas. En el caso de la mujer, el dolor y las lágrimas se sufren en el momento de dar a luz a sus hijos o en el momento del parto.

Por lo tanto, le doy un consejo práctico a usted que es madre: No es de extrañar que nuestros dolores se multipliquen cuando nuestros pecados se multiplican. Lamentablemente a causa del pecado, muchos hombres pretenden dirigir sus hogares con fuerza bruta y por obligación. Por su parte, muchas mujeres se vuelven orgullosas y luchan por el poder en el hogar. Esa no es esa la voluntad de Dios para el matrimonio. Usted debe respetar a su esposo y ser buen ejemplo para sus hijos.

La mayoría de personas casadas anhelan disfrutar de un matrimonio saludable y duradero, así como de una familia estable. Sin embargo, no saben cómo lograrlo. Es por esa razón que surgió el Ministerio “La Familia es Prioridad”, cuya misión es: Promover matrimonios estables, familias sólidas e iglesias saludables; a través de programas radiales, literatura cristiana, consejería, página web, conferencias y seminarios, de modo que se vea a la familia como prioridad.

Este es un Ministerio Cristiano no lucrativo. Sin embargo, depende de las ofrendas voluntarias de sus oyentes y los usuarios frecuentes de la página, para su funcionamiento; ya que sin las mismas no se podría producir y distribuir los programas radiales, ni darle mantenimiento a la página web.

Si usted ha sido edificado con los programas radiales, los artículos o algún otro recurso del sitio web y si Dios le ha puesto en su corazón el deseo de colaborar con un donativo único o una ofrenda mensual, comuníquese con nosotros y le indicaremos cómo hacerlo. Escríbanos a: programa@lafamiliaesprioridad.com

Su apoyo en oración es clave y su aporte económico muy valioso.

Atentamente,

Junta Directiva de La Familia es Prioridad.