Los hijos que desatienden a sus padres

Lo que Jesús enseña sobre la familia

¿Cuál debe ser la actitud de los hijos hacia sus padres mayores? ¿Cómo se sabe cuándo un hijo honra o deshonra a sus padres? Honrar a los padres no es tanto encomiarlos o elogiarlos, sino respetarlos, admirarlos, amarlos y seguir sus consejos. También significa cuidar de ellos, cuando ya no se pueden valer por sí mismos. De manera que deshonrarlos es faltarles el respeto, desobedecerles es despreciar e ignorar sus recomendaciones y descuidarlos. Jesús se enfoca en la ley y no tanto en la tradición de los fariseos en este aspecto, al explicar en Marcos 7:10-13 lo siguiente: “Porque Moisés dijo: Honra a tu padre y a tu madre; y: El que maldiga al padre o a la madre, muera irremisiblemente. Pero vosotros decís: Basta que diga un hombre al padre o a la madre: Es Corbán (que quiere decir, mi ofrenda a Dios) todo aquello con que pudiera ayudarte, y no le dejáis hacer más por su padre o por su madre, invalidando la palabra de Dios con vuestra tradición que habéis transmitido. Y muchas cosas hacéis semejantes a estas”. Corbán era una ofrenda para Dios. Por lo tanto, los fariseos pensaban que no era necesario apoyar económicamente a sus padres ancianos, por cuanto aportaban en el templo o daban una ofrenda para la obra de Dios. Sin embargo, Jesús les recuerda que ambas cosas son necesarias. Debemos preocuparnos de la obra de Dios, pero también de nuestros padres.

Tomando en cuenta lo anterior, le doy un consejo práctico: Honre a su padre y a su madre si Dios le da la bendición de tenerlos vivos. Apóyelos en todo aspecto: Económica, emocional, espiritualmente (aun cuando no hayan sido padres responsables). Si los honra a ellos, estará honrando también a su Padre Celestial que desea lo mejor para usted. Aplique este principio en su vida, porque después de Dios, su familia es prioridad.

La mayoría de personas casadas anhelan disfrutar de un matrimonio saludable y duradero, así como de una familia estable. Sin embargo, no saben cómo lograrlo. Es por esa razón que surgió el Ministerio “La Familia es Prioridad”, cuya misión es: Promover matrimonios estables, familias sólidas e iglesias saludables; a través de programas radiales, literatura cristiana, consejería, página web, conferencias y seminarios, de modo que se vea a la familia como prioridad.

Este es un Ministerio Cristiano no lucrativo. Sin embargo, depende de las ofrendas voluntarias de sus oyentes y los usuarios frecuentes de la página, para su funcionamiento; ya que sin las mismas no se podría producir y distribuir los programas radiales, ni darle mantenimiento a la página web.

Si usted ha sido edificado con los programas radiales, los artículos o algún otro recurso del sitio web y si Dios le ha puesto en su corazón el deseo de colaborar con un donativo único o una ofrenda mensual, comuníquese con nosotros y le indicaremos cómo hacerlo. Escríbanos a: programa@lafamiliaesprioridad.com

Su apoyo en oración es clave y su aporte económico muy valioso.

Atentamente,

Junta Directiva de La Familia es Prioridad.