La familia terrenal de Jesús

Lo que Jesús enseña sobre la familia

¿Cuáles eran las características de la familia de Jesús? ¿Qué nos enseña la vida familiar de Jesús a nuestra familia? Cuando Jesús terminó de relatar varias parábolas a la orilla del mar de Galilea, se fue de allí rumbo a su tierra. Hablando en la sinagoga, su enseñanza era tan maravillosa que los pobladores se preguntaban: ¿De dónde obtuvo éste tanta sabiduría y poder para realizar milagros? Es decir, les costaba creer que era el Mesías. Ellos conocían a José su padre adoptivo, a María su madre, a sus hermanos y hermanas. Es decir, era un simple hijo de carpintero. A primera vista era un hombre común y corriente como los demás. Sin embargo, era el Hijo de Dios. No obstante, lo juzgan por su trasfondo y por su familia. El relato bíblico aparece en Mateo 13:53-58 de la siguiente manera: “Aconteció que cuando terminó Jesús estas parábolas, se fue de allí. Y venido a su tierra, les enseñaba en la sinagoga de ellos, de tal manera que se maravillaban, y decían: ¿De dónde tiene éste esta sabiduría y estos milagros? ¿No es éste el hijo del carpintero? ¿No se llama su madre María, y sus hermanos, Jacobo, José, Simón y Judas? ¿No están todas sus hermanas con nosotros? ¿De dónde, pues, tiene éste todas estas cosas? Y se escandalizaban de él. Pero Jesús les dijo: No hay profeta sin honra, sino en su propia tierra y en su casa. Y no hizo allí muchos milagros, a causa de la incredulidad de ellos”. Jesús nació y vivió en una cultura donde la familia era muy importante. Su padre terrenal, José, se dedicaba a la carpintería y como buen padre judío le enseñó el mismo oficio a su hijo. Su madre estaba consagrada a sus tareas domésticas y a la crianza de sus hijos. La vida familiar junto a sus padres y hermanos era sencilla, pues eran una familia del campo. Tenían alegrías y penas, pero se distinguían por ser una familia unida y consagrada a Dios.

Si la familia de Jesús experimentó apuros, significa que ninguna familia está libre de dificultades. La familia sana no es aquella que está libre de problemas, pero sí aquella que supera dichos problemas teniendo a Jesús como centro de la familia.

La mayoría de personas casadas anhelan disfrutar de un matrimonio saludable y duradero, así como de una familia estable. Sin embargo, no saben cómo lograrlo. Es por esa razón que surgió el Ministerio “La Familia es Prioridad”, cuya misión es: Promover matrimonios estables, familias sólidas e iglesias saludables; a través de programas radiales, literatura cristiana, consejería, página web, conferencias y seminarios, de modo que se vea a la familia como prioridad.

Este es un Ministerio Cristiano no lucrativo. Sin embargo, depende de las ofrendas voluntarias de sus oyentes y los usuarios frecuentes de la página, para su funcionamiento; ya que sin las mismas no se podría producir y distribuir los programas radiales, ni darle mantenimiento a la página web.

Si usted ha sido edificado con los programas radiales, los artículos o algún otro recurso del sitio web y si Dios le ha puesto en su corazón el deseo de colaborar con un donativo único o una ofrenda mensual, comuníquese con nosotros y le indicaremos cómo hacerlo. Escríbanos a: programa@lafamiliaesprioridad.com

Su apoyo en oración es clave y su aporte económico muy valioso.

Atentamente,

Junta Directiva de La Familia es Prioridad.