Cuidando la salud de los adolescentes

Cuidando la salud de la familia

¿Sabía usted que una de cada cinco personas en el mundo es un adolescente? Los adolescentes o las personas que oscilan entre los 10 y los 19 años de edad, según la Organización Mundial de la Salud, es un grupo que no forma parte de las prioridades de los servicios médicos. Sin embargo, los padres de los adolescentes, deben preocuparse por su salud, debido a los cambios físicos, psicológicos y sociales que se experimentan durante esa etapa de la vida. Lucas 2:42 nos cuenta que José y María iban cada año a Jerusalén a celebrar la fiesta de la pascua, con Jesús siendo adolescente: “Y cuando tenía doce años, subieron a Jerusalén, conforme a la costumbre de la fiesta”. Al final del relato, el versículo 52 agrega: “Y Jesús crecía en sabiduría y en estatura, y en gracia para con Dios y los hombres”. Vemos acá a padres responsables que conducen a su adolescente a una búsqueda de Dios. Como resultado, Jesús crecía integralmente o en todos los aspectos de la vida. Crecía intelectualmente, físicamente, espiritualmente y socialmente. Así deben crecer los púber, estar saludables en cada área de la vida.

Si ustedes son un matrimonio con hijos adolescentes, les doy un consejo: Tomen en cuenta que los principales motivos de consultas médicos con los adolescentes, son los problemas en las vías respiratorias y problemas del sistema digestivo. Por lo tanto, tomen las debidas medidas preventivas. Recuerden también que los adolescentes esperan ser tratados como adultos y los padres consideran que todavía son niños, cayendo así en polos opuestos y manifestando desacuerdos los unos con los otros. Esto se agrava cuando uno de los padres es consentidor y el otro es riguroso, ya que se crea un conflicto entre ambos sobre cómo criarlo. Situación que aprovecha el joven, ya que “en río revuelto, ganancia de pescadores”. Por lo tanto, busque la dirección de Dios para que su o sus hijos adolescentes crezcan integralmente.

La mayoría de personas casadas anhelan disfrutar de un matrimonio saludable y duradero, así como de una familia estable. Sin embargo, no saben cómo lograrlo. Es por esa razón que surgió el Ministerio “La Familia es Prioridad”, cuya misión es: Promover matrimonios estables, familias sólidas e iglesias saludables; a través de programas radiales, literatura cristiana, consejería, página web, conferencias y seminarios, de modo que se vea a la familia como prioridad.

Este es un Ministerio Cristiano no lucrativo. Sin embargo, depende de las ofrendas voluntarias de sus oyentes y los usuarios frecuentes de la página, para su funcionamiento; ya que sin las mismas no se podría producir y distribuir los programas radiales, ni darle mantenimiento a la página web.

Si usted ha sido edificado con los programas radiales, los artículos o algún otro recurso del sitio web y si Dios le ha puesto en su corazón el deseo de colaborar con un donativo único o una ofrenda mensual, comuníquese con nosotros y le indicaremos cómo hacerlo. Escríbanos a: programa@lafamiliaesprioridad.com

Su apoyo en oración es clave y su aporte económico muy valioso.

Atentamente,

Junta Directiva de La Familia es Prioridad.