El Arquitecto del Matrimonio

Matrimonio

Si usted es casado ¿Cuál es el fundamento de su matrimonio? Si planea casarse ¿Sobre qué base estará cimentada su vida conyugal? Le pregunto esto porque cuando observamos a Dios en el Edén lo vemos haciendo amorosamente dos cosas: 1- crear al ser humano y 2- Crear al matrimonio y a la familia humana con Adán y Eva, siendo ellos los dichosos participantes de la primera unión conyugal. Dios es entonces el arquitecto del matrimonio, el autor de la vida matrimonial, el diseñador de la familia. El la creó por su palabra creativa. El diseñó el matrimonio antes que existiera la iglesia, la escuela y el estado. De modo que el matrimonio es la primera institución que Dios estableció, por lo cual toda pareja debiera tener como principal fundamento la bendición y presencia divina.

Claro, hay otras bases en las que podríamos pensar para un matrimonio sólido: El mutuo amor, la buena comunicación, el respeto, la confianza, la comprensión, una vida sexual placentera, la solidez económica, etc. Sin embargo, debemos buscar en primer lugar el reino de Dios y su justicia, todo lo demás será añadido. Eso fue lo que nos enseñó Jesucristo y está registrado en Mateo 6:33.

Le doy un consejo práctico: Permita que Dios construya su matrimonio. Él no podrá hacerlo, a menos que usted y su cónyuge se lo permitan. Por eso, todos los días tome de la mano a su compañero o compañera de vida y tómense de la mano de Dios. Oren juntos. Lean la Biblia juntos. Sirvan en la iglesia juntos. Sométanse ambos a la voluntad de Dios para sus vidas, su matrimonio, su familia y sus profesiones. Entonces y solo entonces, Dios será el arquitecto de su matrimonio.

Recuerde: Después de su relación con Dios, la familia es prioridad.

La mayoría de personas casadas anhelan disfrutar de un matrimonio saludable y duradero, así como de una familia estable. Sin embargo, no saben cómo lograrlo. Es por esa razón que surgió el Ministerio “La Familia es Prioridad”, cuya misión es: Promover matrimonios estables, familias sólidas e iglesias saludables; a través de programas radiales, literatura cristiana, consejería, página web, conferencias y seminarios, de modo que se vea a la familia como prioridad.

Este es un Ministerio Cristiano no lucrativo. Sin embargo, depende de las ofrendas voluntarias de sus oyentes y los usuarios frecuentes de la página, para su funcionamiento; ya que sin las mismas no se podría producir y distribuir los programas radiales, ni darle mantenimiento a la página web.

Si usted ha sido edificado con los programas radiales, los artículos o algún otro recurso del sitio web y si Dios le ha puesto en su corazón el deseo de colaborar con un donativo único o una ofrenda mensual, comuníquese con nosotros y le indicaremos cómo hacerlo. Escríbanos a: programa@lafamiliaesprioridad.com

Su apoyo en oración es clave y su aporte económico muy valioso.

Atentamente,

Junta Directiva de La Familia es Prioridad.